16 octubre 2006

¿Ligera de equipaje?

Dicen que una imagen vale más que mil palabras y yo no voy a ser quien se atreva a contradecir el dicho; más aún, cuando podría decirse que disfruto adornando lo que escribo con pequeños dibujos que me ayuden a trasmitir lo que pienso. En concreto, lo mío con esta imagen ha sido una especie de amor a primera vista, la encontré por casualidad y me cautivó nada más verla, no es que sea especialmente llamativa o graciosa; pero, en cierta forma, hace que me sienta identificada con la silueta de esa chica y eso me lleva a buscar el motivo y a descubriros el porqué.

Desde hace cuatro años, mi vida está marcada por un constante hacer y deshacer maletas, por continuas idas y venidas en tren; a veces, creo hasta tener ya el alma un poco mareada. Es curioso, en Valencia todos me dicen ya que soy catalana, sin embargo en Barcelona soy más valenciana que nadie; en realidad, ambas partes se equivocan, me considero barcenciana, porque aunque poca gente aparte de mi entorno más cercano la conozca, ¡Barcencia también existe, fue por algo que la inventé!... Cada vez con más frecuencia, la gente también tiene tendencia a preguntar: ¿cuándo te vas a vivir a Barcelona ya definitivamente?, una pregunta aparentemente sencilla pero siempre huérfana de respuesta, y no porque mi mudanza no haya empezado a dar ya sus primeros pasitos, sino porque para mí nunca podrá tener una respuesta real. Desde mi punto de vista, cuando me voy una parte de mí siempre se queda aquí, cuando vuelvo algo se queda allí esperándome. Quizás por eso me siento un poco como la silueta de este dibujo, como una imagen que siempre permanece ahí aunque sólo sea visible a los ojos de forma intermitente en el tiempo.

Siempre aparece una tristeza pasajera cuando uno se dirige repleto de maletas camino a la estación, dicho sentimiento revolotea por mi cabeza durante gran parte del viaje, es imposible librarse de él hasta llegar a destino. Es entonces, cuando te das cuenta de que realmente también aprecias cada una de las cosas que te encuentras a tu paso dándote de nuevo la bienvenida, cuando eres consciente de la suerte que tienes por poder vivir dos vidas en un instante, cuando más aprendes a valorar todo lo que realmente tienes: tanto lo que se ha quedado a la espera, como todo lo que sale a recibirte a tu llegada.

Ayer en particular, mi maleta podría haberse comparado con la chistera de un mago, parecía no tener fondo, lo mismo hubiera podido sacar de ella una paloma, que un ramo de flores, que un conejo, ¡os sorprenderíais!, hasta yo misma he llegado a asombrarme de su profundidad sin límites. Hay quien asegura que su vida cabe en una maleta, pero !la mía parece ser que no!; aunque, como digo siempre en estos casos, lo realmente imprescindible, nunca podría meterse en su interior... Hasta dentro de veinte días ya no vuelvo por allí, pero me he traído conmigo un buen álbum de fotografías mentales y una buena colección de recuerdos, y es que: ¡Da gusto viajar “ligerita” de equipaje, aunque me pesen otras muchas cosas!.


Poco más puedo contar, ayer llegué tarde del viaje y aún estoy peleándome con el cansancio que ha dejado en mí el intenso fin de semana; al menos, ya dejé aquí unas líneas para no perder las buenas costumbres. ¡Espero que vuestro lunes sea mucho más llevadero!.


15 Cosquillas:

La cosquilla de Anonymous Mandril dice...

Siempre he pensado que cuando decimos "Soy de tal ciudad", nos estamos limitando mucho. En la vida de una persona puede haber muchos lugares que nos dejen huella y no tenemos porqué estar obligados a "escoger". ¿No podemos quedarnos con lo mejor de cada sitio, con las costumbres que más nos gusten de cada lugar, con los aspectos que más valoremos de cada zona?


Viva Barcencia por muchos años, amiga (por cierto, acabo de descubrir que yo soy de Palma de Burgoslona jeje) Un besazo fuerte!

4:23 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Carquinyol dice...

Alalluna, difiero en una cosa de la que has escrito. La pregunta "¿cuándo te vas a vivir a Barcelona ya definitivamente?" tiene una respuesta sencilla :

"Nunca"

Nunca por que siempre estaremos entre dos ciudades (bueno, entre dos ciudades y un pueblecito... o dos!!) Así que no te preocupes que esa maleta la amortizaremos bien.

Por cierto... alguien vende un vagón baratito ??

4:25 p. m.  
La cosquilla de Blogger J.C. dice...

¡Acá es feriado! Así que voy a descanzar un poco por vos Allalu!

La verdad? Me quedo con la intriga de saber porqué te la pasas de ciudad en ciudad con tu casita a cuestas...

SAludiiiitoooossss

4:57 p. m.  
La cosquilla de Anonymous xiluso dice...

Se puede ir ligero de equipaje, pero lo realmente importante, lo que hace que un sitio se convierta en nuestro hogar lo llevamos dentro nuestro. Con ello plantamos las semillas que nos hacen llamar a una casa hogar. Ningún objeto es necesario, son solo objetos, lo que los hace importantes es lo que nos comunican y eso siempre esta dentro nuestro, y por lo tanto son substituibles. La vida es un ir con las manos vacias, plantando nuestro ser por donde pasamos.

5:07 p. m.  
La cosquilla de Blogger Maik Pimienta dice...

Ay! No se a ti...para mí no lo está siendo...ánimos!

5:17 p. m.  
La cosquilla de Blogger Alalluna dice...

Mandril: Viva Palma de Burgoslona jajaja... Si es que no hay nada mejor que poner nombre a aquello que nadie inventa para nosotros. Besos

Carquinyol: Entre dos ciudades no, Barcencia es una sóla, que por algo la he fusionado. :-P

J.c: Otro día igual escribo sobre esa intriga y así desvelo el misterio.Descansa todo lo que puedas, y saludos a tu gato "medium". Beso

Xiluso: Cómo que ningún objeto es necesario, eh???, jajaja, cuando venga el frío y tengas los jerseys a 320 kilómetros de distancia, ya me dirás tu que hago!!! jajaja... Ir a comprarmelos nuevos???... Es broma, ya sé a lo que te refieres y pienso lo mismo. Hay cosas mucho más necesarias en todos los sentidos. Besos


Maik Pimienta: Espero que si no lo está siendo de momento, cambie la suerte y empiece a serlo dentro de poco. Besos

7:15 p. m.  
La cosquilla de Anonymous lamirada@hotmail.com dice...

Sientete ciudadana del mundo y bueno lo importante es sentirse bien y a gusto sea en el lugar que sea, no?
Y me encanto lo de las fotografias mentales, de esas tengo unas cuantas(aunq tenga memoria pez)
Lo importante creo no son ni las idas ni las venidas sino encontrar el mejor sitio dentro de nuestro corazon, donde llevemos el mejor equipaje, besines!!

12:28 a. m.  
La cosquilla de Anonymous Nanny Ogg dice...

Yo nací en una ciudad y ahora vivo en otra muy distante a la primera. Lo malo de todo esto es que, a menudo, los que dejas atrás dejan de considerarte parte de esa ciudad y los de tu nueva residencia no acaban de considerarte como parte de ella. Así que, muchas veces, me siento un poco "sin tierra"

12:29 a. m.  
La cosquilla de Anonymous midnightsong dice...

Buf ... entiendo lo que dices, pero a mi me resultaría muy dificil vivir fuera de mi ciudad ... estoy demasiado enganchado a ella, y no por que sea la ciudad donde nací, sino más bien porque aquí tengo ... todo, amigos, familia, recuerdos ....

Ainsssss, que me pongo tontín!! jejeje.

Bueno ... no se si estoy diciendo la verdad, porque mi moza es de Pamplona, y ésta es ya como mi segunda casa ... joder!!! no me había dado cuenta hasta ahora!!!

A ver ... Bilblona!!! jajajaja
Mola!!! jejejeje.

Un besillo, Alalluna. ¿Por qué siempre me haces pensar? jajajaja

11:53 a. m.  
La cosquilla de Anonymous lamirada dice...

Gracias por tu comentario gracias mil y besines para ti !!!

4:04 p. m.  
La cosquilla de Blogger DANI dice...

Ja ja ja, estas como yo..."parriba y pabajo".

Hoy donde estas???? yo en Valecia

Y mañana??? yo en Barcelona.

Almohada "paquí" almohada "pallá" torticulis "paquí" torticulis "pallá".

Joder que vida no???

4:51 p. m.  
La cosquilla de Anonymous ángel dice...

para un viajero empedernido como yo, su casa está allá dónde esté su pareja. Este puente hemos estado en Hervás, pueblo señero y medieval cercano a Plasencia. Lo hemos pasado genial, junto a nuestros hijos y nieta.
Entre esto y los problemas que tengo con wanadoo, hace tiempo que no publico nada. A ver si me centro.

6:23 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Elena dice...

Me he mudado mil veces (bueno, 6 en los últimos 10 años), y siempre que he cambiado de ciudad, te quedas con maravillosos recuerdos y nacen intrigas sobre el futuro.. a veces, aunque parezca pretencioso, me parece que he vivido más de una vida, porque en cada ciudad no habia ni nada ni nadie relacionada con la anterior, y eso hace crecer la mente, y las experiencias....

7:40 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Brisa dice...

Alalluna tú siempre serás de los dos sitios, y en los dos siempre te recibirán con los brazos abiertos.
Y tienes más que motivos para ser barcenciana, merece la pena.
Y aunque eches de menos tu ciudad habitual, piensa que allí estás arropada, siendo así ni te darás cuenta que estás viviendo en otra ciudad.
20 días pasan volando!!
Besos.

8:15 p. m.  
La cosquilla de Blogger Alalluna dice...

La Mirada: Curiosamente yo era ciudadana del mundo mientras no tuve que cambiar de ciudad, en el momento tuve que hacerlo, una extraña sensación de nostalgia me hace ser cada vez más del lugar donde nací. Menos mal que me encanta Barcelona y aquí estoy como en mi propia casa, de lo contrario hubiera acabado apuntándome a una de esas casas regionales para los que viven fuera jajaja !y eso si que no es lo mio!. Besos

Nanny ogg: Unos sin tierra y otros con dos; después de leerte, me siento una persona afortunada. En cualquier caso, bienvenida a las mias!. No sé que tal anfitriona soy, pero ganas al menos no me faltan de hacer que todo el mundo se sienta agusto. Besos

Midnightsong: Conozco Bilbao, tanto que hubo una vez que pensé que acabaría viviendo en el País Vasco, fíjate tu las vueltas que da la vida, me quedé más cerquita de casa. Yo también era de las que pensaban que no me movería de Valencia, allí lo tengo todo, amigos, família; pero, a veces el destino es demasiado caprichoso y te hace cambiar los planes sin previo aviso. Es bueno saber aceptar los cambios con la sonrisa puesta, a veces son para bien. Besos

Dani: jajaja no me hables de torticulis que llevo dos dias con una contractura muscular y no por culpa de la almohada precisamente, ¿o sí?, jajaja, prefiero no pensarlo!. Besos para los tres!

Ángel: jajaja menos mal que diste señales de vida, estaba a puntito de marcar el número del Lobaton, ya sé que últimamente se dedica a otros menesteres, pero claro... ¿a quién recurro si no? jajaja. En fín, que no me nombres Plasencia, que por allí dentro de poco tendré familia cercana y también me tocará viajar a menudo para ir a verla... Cada día me siento un poco más como el Labordeta, !con un país en la mochila!. Besos y a ver si te centras ehhh que yo sigo entrando buscando mi desayuno.

Elena: Cuanta razón tienes, a todo hay que sacarle el lado positivo, y la verdad... no hay nada que te haga crecer tanto como tener que cambiar de entorno y vivir nuevas experiencias. Besos

Brisa: En 20 diitas nos vemos, ehhh... No me vayas a mover nada del sitio que cuando vuelva quiero ver Valencia tal y como me la dejé... Que se entere todo el mundo, esta mujer es una de las culpables (entre otras muchas personas) de que yo eche tanto de menos caminar por mi ciudad natal. Si es que no se puede estar en todas partes, necesito que alguien invente urgentemente una máquina "teletransportadora", o en su defecto... un AVE Barcelona-Valencia no estaría tampoco nada mal. Bueno, me conformo con que bajen los peajes... jajaja... por pedir que no quede. Besos

2:05 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

eXTReMe Tracker