05 octubre 2006

!Ahí me han dado!

Estoy algo desvelada y necesito un buen café para irme a dormir… ¡No, no me miréis raro!, ya sé que en condiciones normales el café no es un buen inductor del sueño, sino más bien todo lo contrario; pero es que, aunque no deje de ser una contradicción, lo he de reconocer: Tratándose de “él,” me dejo llevar siempre por la debilidad y nunca me veo capaz de decir ¡NO!... Cuando se pasea por delante de mí, con ese perfume tan tentador, no puedo evitar caer irremediablemente rendida a sus pies; aunque, al menos por esta noche, ¡estoy decidida a dejarlo plantado!... Espero que entienda que es por pura necesidad, me hace falta con mucha más urgencia una noche de sueño reparador y no estoy dispuesta a que interfiera para nada en mi sano propósito de conseguirlo.

Entre unas cosas y otras, no sé que me pasa últimamente los jueves que al final del día no me queda ya ni siquiera tiempo para hacerme preguntas. Así, difícilmente puede salir de mi cabeza algo que valga la pena escribir; más aún a estas horas, en las que hasta la Sra. Inspiración se ha ido ya a guiñarle el ojo a Morfeo, ¡ella si que sabe cómo aprovechar bien su tiempo!. Reconozco que me vendría bien ese café para recuperar de nuevo la atención de esta señora, sin ella no soy capaz de teclear nada con sentido; en casos como este, me doy cuenta de que es cuando más lo echo de menos, él siempre es un buen cebo para atraer a mi concentración, ¿puede haber algo mejor para dejar fluir los pensamientos que tener una aromática taza de café al lado?. Para qué negarlo, él siempre ha sido mi compañero en los buenos y en los malos momentos, siempre está presente en mis momentos de reflexión, es justo reconocerlo.

Se me ocurre una pregunta que haceros, ¿cuál es vuestro vicio confesable?; el mío, ya lo habréis descubierto, quitarme a mí mi cafetito de las manos es como pretender arrancarle el calzón rojo a Superman: ¡IM-PO-SI-BLE!... Lo más curioso, es que lo que más me gusta de él no es precisamente su sabor, sino su olor a recién molido... ¡Para sabor adictivo el del chocolate!, otro de mis grandes compañeros de viaje, único para levantar el ánimo e inigualable ayudando a reponer energías en los momentos de bajón; pero ya hablaré de él en otra ocasión, la cocina está de camino a la habitación y ese si que no me quita el sueño, prefiero no tentar más a la suerte.

!Hasta mañana!

16 Cosquillas:

La cosquilla de Anonymous Carquinyol dice...

Pues después de leer esta frase que has escrito : "no sé que me pasa últimamente los jueves que al final del día no me queda ya ni siquiera tiempo para hacerme preguntas" y considerando que esto lo escribiste el miércoles a última hora o el jueves a primera pues va a ser que sí, que necesitabas un cafetito !!

Respecto a mi vicio inconfesable pues, verás.... es inconfesable !! Aunque luego te lo digo en privado ;)

10:02 a. m.  
La cosquilla de Blogger Luis dice...

El café me gusta, pero me sienta bastante mal. Es como si me clavaran un puñal en el estómago. Mi "vicio" confesable es el chocolate, siempre me gusta tomar algo con chocolate después de comer o cenar.
Besos

10:14 a. m.  
La cosquilla de Anonymous Xiluso dice...

Parece ser que compartimos vicio.

Vicio que tengo prohibido desde hace unos cuantos años, cuando me dieron una segunda oportunidad para vivir en este mundo.

Han llegado otros vicios, pero como bien dices ese olor de cafe recien molido, el rumor de una cafetera haciendose, el placer de saborear lentamente un cafe recien hecho acompañandolo de una chocolatina de chocolate negro, muy negro.

Entre nosotros, de vez en cuando, pero muy de vez en cuando, le quito el polvo a mi vieja cafetera, y saboreo muy lentamente una taza de cafe, eso sí me paso toda la noche como una moto :D

10:39 a. m.  
La cosquilla de Blogger zooey dice...

Me encanta el café sin condiciones. Alguna vez probé con el té, pero no es lo mismo, soy de café. Y estoy de acuerdo contigo, lo que más me gusta es su olor al abrir el paquete, es un olor único y precioso.

Y...mi vicio confesable, no sé, pueden ser tantos...pero voy a decir uno: ponerme el diskman con un buen disco dentro, coger a mi perrita y bajar a dar un paseo delante del mar fumando un cigarrillo que me sabe a lo que saben los sueños.

Un abrazo

11:47 a. m.  
La cosquilla de Blogger Txeminskas dice...

Un vicio confesable... pues de vez en cuando surge ese niño que nunca me deja en paz y me zampo una bolsa de gusanitos rojos con una lata de fanta naranja, todo un atentado contra un paladar si, pero para mí se convierte en un pequeño viaje de sensaciones a los primeros cumpleaños que recuerdo, en los que todo eran risas ingenuas.

Pd. Ande está el eko?????

11:51 a. m.  
La cosquilla de Blogger DANI dice...

Sexo, drogas y rock & roll !!!

No es broma, también soy adicto al cafe, tabaco yyyyyyyyyyy....al queso ja ja ja.

un beso vicioso (ups que mal queda!!)

12:15 p. m.  
La cosquilla de Blogger Alalluna dice...

CARQUINYOL: jajaja psssssssss calla xivating, que si tu no lo dices nadie se entera, ni tan siquiera yo. Es verdad, ya no sé ni en que día vivo, pero por esta vez sólo fue que me expresé mal... Quise referirme a que no se que pasa los jueves que al final siempre los dejo sin post por una cosa o por otra; aunque, ayer hize un último esfuercito para romper con esa inercia y escribí esto. Así que nada, !Queda rota la maldición del post del jueves", ahora ya todo será diferente.

LUIS: No te cuento ni la de veces que he intentado dejar de tomar café, algunos días reconozco que también me sienta mal; pero, algo es algo, al menos he conseguido tomar menos al cabo del día, !ya es algo más que nada!... Así que eres un goloso de los postres, !ese si que es un buen vicio si señor!. !Tú si que sabes!

XILUSO: jajaja Entonces tu vieja cafetera y mi nueva cafetera express harían muy buena amistad si se dedicaran a contarse la una a la otra la cara que se nos queda esperando a ver como ellas hacen su función en el mundo. !Mejor no las presentamos!. Por lo demás, !uno al año no hace daño!. Besos

ZOOEY: Buen vicio ese del paseo, a mi la playa me cae muy cerca, disckman también tengo, pero me falta el perro y el tabaco para poder averiguar a que saben los sueños. En cualquier caso, a un buen paseo !siempre me apunto!.

TXEMINSKAS: Se te olvidó decir, que si ese paquete de gusanitos te lo comieras !mientras ves una buena película!, entonces ya estarías directamente en el cielo. Con lo que disfrutas tu el cine, ¿cómo puedes haberte olvidado de eso?... Por cierto, el EKO está muy bien como sucedaneo si quieres dejarte el café y no sabes cómo, pero es que... ejem ejemmm pues... !al final el perro siempre vuelve al monte!. Aunque, si un día vienes por casa, !te invito a un EKO!.

DANI: ¿Al queso?, ooooooole tu si que eres original. Bienvenido al club de mi cuñada, lo mismo le da un quesito en porciones que un queso de bola, tratándose de quesos, !no tiene manias!. Besos.

12:53 p. m.  
La cosquilla de Anonymous lamirada dice...

Si es incofesable ayss como te lo voy a decir jajaja
Pero los confesables ayss, no puedo vivir sin ese beso de mi niño ayss mareee!!
Pero humm, tengo mas jaja, pero eso es otra historia, besines dulces wapa!!!

1:16 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Anónimo dice...

Mis vicios confesables, el café, nada más despertarme por la mañana necesito un café, saborearlo y olerlo, me encanta el olor a café.

Otro vicio confesable, sí ya se que me arriesgo a que me enchufes el extintor pero lo voy a decir, el tabaco. Un cigarro después del café es imprescindible para mi.

El café creo que como mejor se saborea es estando en buena compañía, charlando.

Otro más? las olivas rellenas de anchoa.

Un beso Alalluna.

2:11 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Brisa dice...

El comentario del usuario anónimo es mío que no se donde le di.
Saludos

2:12 p. m.  
La cosquilla de Anonymous midnightsong dice...

¿Vicios confesables? jejeje, si son confesables ya no son vicios, sino carpichos, jejejeje.

Me encanta la cerveza (como ya sabrás ...), y los paquetes de gusanitos enormes, jejeje. Los sábados por la tarde que no tengo planes me pongo una peli con una cervecita y gusanitos o algo así ... y me lo paso pipa!!!
jajajaja

El café también me encanta, pero como tengo el estómago estropeao me hace más mal que bien ... aunque me encanta molerlo y hacerlo en el momento ... con el mejor sabor y aroma ...

Un abrazo, guapa.

3:01 p. m.  
La cosquilla de Anonymous lamirada dice...

Pues hoy me estoy buscando, joo y en en google no vengo ayss mare mia!!
besines dulces wapa y gracias mil!!

3:39 p. m.  
La cosquilla de Blogger Txeminskas dice...

Alalluna:
Una cosa, al monte vuelve la cabra!!! aunque bueno, lo mismo el perro era el del pastor del rebaño :P

El cine no lo considero vicio, sinó una parte de mí, ah y con el cine sólo van dos cosas: las patatas fritas o las palomitas.

4:38 p. m.  
La cosquilla de Blogger J.C. dice...

Puff... llegué tarde porque ya hay muchos vicios comentados, pero no me pienso quedar atrás.
Confesable... el mate! Que de donde vengo sería imposible que así no fuera (aunque admito que conozco argentinos a los que no ls gusta el mate) Lo que también me lleva a aceptar que si algún buen tomador de mate me ve a mi me mata! Mate casi frío y con edulcorante! jajajaja
Todo tipo de queso también me puede...

4:53 p. m.  
La cosquilla de Blogger Isthar dice...

Yo me pasé gran parte de mi vida adicta al café. Levantarme por la mañana y tener claro que hasta que no me tomara mi café relajadita con un cigarrito no iba a ser persona. Fueron años de buenas relaciones, y ni en mis tempores temporadas de insomnio prescindía de él.

Hace un par de años decidí que debía reducir la dosis, que llegar a cuatro diario era mucho café, así que poco a poco dejé de tomar café Ahora tomo uno por la mañana y con más leche que antes y nada más. Así que de alguna manera me he desenganchado de él, porque si no tomo, ni lo hecho de menos.

¿Mi vicio? Ummmmm
¡¡Me encantan los gusanitos!! ;)

Tengo más, pero no ees plan de hacer una confesión demasiado larga en este primer encuentro ;)

Un placer

6:18 p. m.  
La cosquilla de Blogger Sayury dice...

¿Sólo hay que confesar uno? jejejeje Soy muy golosa y todo lo que sea dulce me gusta (como no, el chocolate, cuanto más cacao mejor). Y el cine, obviamente. Soy capaz de comerme un paquete entero de Pringel's (como narices se escribe??) mientras veo una peli...

Saludillos desde Rod@ndo!

3:06 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

eXTReMe Tracker