25 septiembre 2006

Si dices mi nombre desaparezco

¿A qué suena realmente el silencio?, difícil respuesta teniendo en cuenta que muchas veces no somos capaces ni siquiera de encontrar las palabras justas para romperlo. Lo que para algunas personas puede representar la paz en su estado más puro, para otras puede irritar hasta el extremo de agotar al máximo su santa paciencia. Ya lo decía Lao-Tsé, "el sonido más fuerte es el silencio", y... !cuanta razón tenía el buen hombre!, tanto para bien como para mal, la verdad es que no andaba nada equivocado.

Tal y como funciona ahora mismo el mundo, algo tan simple como poder sentarse en el suelo a comprobar por unos pocos minutos a que suena la nada es un verdadero lujo. Cuando más te duela y menos te lo esperes, no se sabe bien por dónde, siempre aparecerá lo más inoportuno a interrumpir ese momento mágico. Pero, ¿a qué suena realmente la nada?, ¿a habitación insonorizada?, !ojala no fuéramos siempre tan herméticos para todo!. Al borde de un acantilado, donde el horizonte es tan plano que no suena ni el viento porque no tiene nada con lo que tropezar, no existe nada que llene tanto como la mismísima nada. Aunque, a veces, ese silencio mágico también pueda tornarse ruido contrayéndonos hasta límites angustiosos.

¿Cuántas veces permanecemos en silencio, pero en nuestro interior discutimos de forma activa, luchando contra nosotros mismos o enfrentándonos a nuestros fantasmas imaginarios?, ¿cuántas veces es para nosotros una tortura recibir una callada por respuesta?... La imaginación siempre acaba poniendo voces y diálogos en nuestro interior más profundo, el silencio más cómplice sólo se alcanza cuando nuestros pensamientos permanecen en silencio, !nunca tuvo más sentido una simple redundancia!.

Y ahora... shhhhhh... un breve momento de silencio, quién pueda darle tregua a las preocupaciones que lo haga, no nos vendría nada mal concedernos de vez en cuando un pequeño descanso sabático para poder aislarnos de nosotros mismos.


Los lúnes siempre cuesta arrancar, pero un buen café siempre ayuda. !Buen comienzo de semana a todos!


7 Cosquillas:

La cosquilla de Anonymous Istharb dice...

Gracias por tú comentario. Aprovecho siempre que puedo, pero no vive muy cerca de casa, es mi sobri, y ya te digo que en dos dias son 15 en lugar de 5

No quiero que crezca!!!!

un beso

1:04 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Carquinyol dice...

El silencio es una poderosa arma, con la que a veces se pueden decir muchas cosas sin pronunciar ni una sola palabra. Ya lo dicen, "yo soy esclavo de mis palabras y amo de mis silencios", vamos, que "por la boca muere el pez"... el pez que no sabía gestionar sus silencios, por supuesto.

A mi me gusta ese "casi silencio" de la playa en invierno, ese dia soleado con un mar casi en calma en que te estiras en la arena (abrigado, por supuesto!!) y te dejas mimar por ese semi-cálido sol invernal y adormecer por unas olas en un estado de casi quietud.

En fin, disfrutad de vuestros silencios... es la mejor manera de valorar luego todo lo demás !!

1:14 p. m.  
La cosquilla de Anonymous alnes dice...

No te puedes hacer idea de todo lo que yo disfruto del silencio, he leido tu post hasta evitando menear la cabeza afirmando todo lo que leia para no producir ni el mas minimo sonido... es en el silencio cuando respiramos con mas profundidad y tranquilidad los mejores (a veces tambien los peores) momentos de la vida. Un saludo.

2:09 p. m.  
La cosquilla de Blogger zooey dice...

Muchas gracias por tu comentario en mi casa. Debo agradecerle a Alma de Noche tu visita -y lo haré-, sobre todo, porque me ha supuesto conocer tu blog. En él he encontrado como una sorpresa agradable la coincidencia en algunas cosas, en tu forma de escribir y en aspectos de la vida en los que te fijas.

A veces encuentras sincronías que hacen que te identifiques de alguna forma. Es curioso que ese aspecto del silencio al que tú te refieres haya ocupado también mis pensamientos para mi anterior post "Texturas de silencio".

Y también encuentro algo compartido en esa forma de decir preguntando "¿A qué suena realmente el silencio?" o "¿Cuántas veces...?". Yo te dejo una de mis frases favoritas, es la primera de un libro maravilloso de una escritora mexicana que se llama Angeles Mastretta (El mundo iluminado): "¿Cuántas veces cerramos los ojos para no ver, y cuántas para ver mejor?"

Puede que venir por aquí sea una forma de ver mejor.

Un abrazo.

2:31 p. m.  
La cosquilla de Anonymous midnightsong dice...

(chshhhhhhhhhhhhh!!!!
Todavía no ha pasado el ratito de silencio ....)

Ahora sí ... jajajajaja.

El silencio ... me gusta, pero me gusta más el "Silencio imperfecto" (me lo acabo de inventar, pero te lo explico y seguro que me entiendes ...), como cuando paseas por el monte o la playa ... oyes el sonido del viento, de los árboles meciéndose, pero silencio a tu alrededor ... oyes tu propia respiración, cási puedes hasta oir tus pensamientos ...

Un besillo, guapa.

2:31 p. m.  
La cosquilla de Blogger J.C. dice...

Voto porque amordacemos a las ideas para que se callen un rato!!!!
Cuando el silencio es interno, el que viene de afuera no se escucha.

6:47 p. m.  
La cosquilla de Blogger DANI dice...

Una de las acepciones de silencio en el diccionario es "falta de ruido" y una de ruido es "sonido inarticulado y confuso más o menos fuerte".

Por lo tanto para mi el silencio puede ser en cualquier caso una buena canción o un simple sussurro "...te quiero...".

Maneras de mirar las cosas...

Besos silenciosos.

10:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

eXTReMe Tracker