29 septiembre 2006

Amabilidad aleatoria

Lo reconozco, me gusta ver como enriquecéis lo que modestamente escribo aquí a diario con vuestros comentarios; prueba de ello es que hace poco más de un mes, mi curiosidad se encendió después de leer: “quizás la gente debería ver más la película Cadena de Favores, a veces un pequeño gesto puede cambiar el mundo”… Cuando me pasa algo así, siempre acabo poniéndome mi disfraz de “bomberito” para tratar de apagarla lo antes posible; y eso es lo que pude hacer ayer noche, apagar un poco mi curiosidad.

La clave de la película reside en una sola frase escrita en una pizarra: “pasea la vista por el mundo que te rodea y cambia lo que no te guste”. Un niño, motivado por un profesor con el rostro y el alma lleno de cicatrices, decide tomarse la propuesta al pie de la letra y poner en acción una idea, en principio loca e ingenua, pero que acaba dando lugar a toda una trama que a nadie deja indiferente. No es mi intención desvelar más sobre su argumento, tampoco pretendo hacer crítica sobre la misma, pero llama la atención comprobar como detrás de la ingenuidad de un niño a veces puede encontrarse la respuesta más obvia. En este caso, la respuesta no deja de ser utópica, pero también tiene una base muy cierta: para cambiar el mundo, primero hemos de cambiar los que formamos parte del mismo.

Una solución sencilla a la vez que complicada; pero, dejando al lado comportamientos utópicos, ¿por qué no llevar a la práctica lo que sí está en nuestras manos?, tan sólo nos haría falta un pequeño gesto. Cuántas notas colgamos a diario del imán de nuestra nevera con el fin de recordarnos todo aquello que no debemos olvidar, cuántos propósitos forman parte de nuestras buenas intenciones al final del año o en nuestros cumpleaños; al igual que hacemos todo eso, por qué no repetirnos diariamente cada día: !comete actos de amabilidad aleatoria!, !comete actos de amabilidad aleatoria!, !comete actos de amabilidad aleatoria!... ¡A fin de cuentas, es gratis y no contamina!... Todos somos conscientes de que ese pequeño detalle no podrá llegar a cambiar el mundo, pero seguro que si podría mejorar nuestro pequeño mundo particular; y eso, en principio, ya es más que suficiente.

De ilusión también se vive, supongo que no siempre nos lo ponen fácil para responder con una sonrisa ante determinadas situaciones; de ahí precisamente lo de “aleatoria”. No se trata de convertir la amabilidad en hipocresía, ni de llevarla al límite de lo exagerado, tampoco de abusar de ella en exceso como si tratáramos de venderle la moto a alguien. La clave está en utilizarla en su justa medida, pero en obligarla a que surja de nosotros de manera natural y espontánea... Derrochar amabilidad no significa dejar de ser auténticos, tan sólo nos convierte en más humanos. ¿Por qué no seguir entonces pasando ese “testigo” y contagiando amabilidad a quien lo merece o a quien nos apetezca?, la amabilidad abre puertas, !no seré yo quien cierre las mías!.

Nunca el niño del sexto sentido derrochó tanto sentido común... Que paséis todos un fin de semana de película... !Nos vemos el lunes!.

9 Cosquillas:

La cosquilla de Blogger J.C. dice...

1ero digo: Me encanta ser la primera en dejarte un comentario, jijijiji.
Ahora sí. Qué buena película, che. De las comerciales, una de las mejores.
Este post me llevó a pensar en el anterior, el del cascarón. La amabilidad está al alcance de nuestra mano y con dejarle el asiento en el colectivo a un viejito ya estamos haciendo algo lindo. Pero mi dilema radica en -y ahora me remito al cascarón- querer apagarle el fuego a alguien que quiere morir quemado.
Me es muy difícil aceptar que nada puedo hacer por esa persona que tanto quiero y la veo consumirse sin poder siquiera darle un abrazo.
Allalu... vos siempre metiendo el dedo en la llaga, eh! jajajajajaja
Buen finde! Besi!!!

3:27 p. m.  
La cosquilla de Blogger Akroon dice...

Estoy totalmente de acuerdo... Yo hace tiempo que pongo en práctica el entrar a la gente con una sonrisa. A veces funciona, otras no... pero la mayoría de veces, si no es que estamos ante alguien realmente amargado de la vida, consigues distendir la situación, y provocar una actitud relajada y amable en tu interlocutor.

Yo, por mi trabajo, tengo que hablar todo el día con gente, gente que necesito que haga cosas, gente que necesito que escuche cosas... y yendo con cara de perro, mala leche, soberbia y actitudes similares, no sirve de nada. A nadie le gusta que le miren por encima del hombro... nadie es mejor que nadie de entrada...

Creo que es una buena forma de empezar el día, simplemente diciendo 'Hola, buenos días', y que detrás haya una sonrisa.

A riesgo de extenderme, te diré que yo añadiría una cosa: nos falta tiempo para escuchar. A veces, escuchar durante 5 simples minutos lo que alguien tiene que decirnos (por estúpido que nos pueda parecer en un principio), puede ser un mundo para el otro. Escuchar es importante... y creo que siempre podemos arañarle 5 minutos al tiempo para detenernos a escuchar.

Es, como tú bien dices, cuestión de ser algo más humanos...

Un beso! Y buen fin de semana a ti también!!!
PS: No he visto la peli, pero ya tenía en mente hacerlo...!! ;)

3:31 p. m.  
La cosquilla de Blogger Txeminskas dice...

Como ya dije me encanta esa peli y siento discrepar contigo Jazmin, pero no me parece comercial. Lo único es que aparezca Bon Jovi, pero como me cae mal y en ese papel se hace de odiar pues se perdona :P

Yo siempre insisto en esto: si tuviéramos más conciencia social, seríamos más amables con los demás.

En esta película se muestra que un simple gesto (como el vuelo de una mariposa :P), puede cambiar el destino de otra persona, a la cual puede que no conozcamos, de esta forma, ese impulso de energía en forma de gesto hacia otra persona, renace y en cierto modo hace que varias personas de mundos distintos puedan estar conectadas.

Hay cosas que podemos hacer por algunas personas que ell@s no pueden hacer por sí mism@s y que no nos suponen un gran esfuerzo, pero que pueden cambiar su vida.

Wen finde!!

6:15 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Carquinyol dice...

La de conflictos que se evitarían si fueramos más con la sonrisita en la boca !! Ya se que a veces no tenemos ganas, pero los demás no tienen por que pagar nuestro mal humor o nuestra falta de ganas, así que lo mejor es vestirse la sonrisita, que aunque no lo parezca, es la mejor manera de ayudarnos a nosotros mismos.

9:49 p. m.  
La cosquilla de Blogger DANI dice...

Mis puerta simpre han estado abiertas, pero reconozco que la amabilidad campa a sus anchas. A veces viene y a veces se va.

No consigo mantenerla siempre donde quiero.

Besos amables.

10:48 p. m.  
La cosquilla de Blogger Alalluna dice...

Jazmin: Buena intuición la tuya, este post me lo inspiró la misma persona a la que trato de romperle por todos los medios el cascarón en el que se ha encerrado. No sé si lo conseguiré, pero al menos lo intento que ya es mucho.

Akroon: Cuanta razón tienes, escuchar es la clave; pero para escuchar a alguien, lo fundamental es que la otra persona quiera sacar lo que lleva dentro. Es una pena que haya personas que se resistan a hacerlo y se cierren cada vez más en sí mismas; a veces, hasta dando la falsa impresión de aparentar ser antipáticas cuando realmente están llenas de buenos sentimientos. En todo caso, quien me conoce bien, sabe que sigo teniendo un buen par de orejas para escuchar lo que haga falta y cuando sea necesario... Encerrarse en uno mismo es un error cuando tienes a alguien al lado con quien poder desahogarte. Pero, cada persona tiene su mundo interior, y a él sólo se accede con invitación previa. Esperaremos entonces a que me llegue la invitación!!. Algún día hablaré de mi santa paciencia!!!.

Txeminskas: ¿El destino?, jijiji, definitivamente eres una de mis "musas", algún día hablaré de eso. El tema tiene miga!. Por lo demás, la próxima vez que te vea te llevarás un buen tirón de orejas, y no precisamente por haberte portado mal. Apio verdi tu yu apiooooooo verdi tu yuuuuu y estrecot pa mua!. Le recuerdo que pronto será usted un año más madurito. Ole!.

Carquinyol: A tí también podría empezar a cantarte eso del apio verdi tu yu y entrecot pa mua, (te queda escasamente una semana jijiji...) Pero bueno, ya te lo cantaré en su día con una gran sonrisita en la cara, que así se me notará menos si desafino!!.

Dani: Así que tu amabilidad campa a sus anchas, vaya que suerte tiene!!. Pues nada, mientras campe libremente quiere decir que existe y eso ya es mucho!!. Besos para la chiquitilla.

11:58 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Mandril dice...

Me ha encantado la teoría de la amabilidad aleatoria! Si todos la pusiéramos en práctica este mundo sería más habitable, como ya te han dicho por ahí, con una sonrisa por delante, todo se ve de otro color.



Besos y que tengas un finde fenomenal!!

12:30 a. m.  
La cosquilla de Blogger Txeminskas dice...

Pues te recuerdo lo del helao madridista por cada post que te inspire :P, weno esta vez te lo perdono porque sinó no vais al sitio ese para comer canguro conmigo jajajaja

En cuanto a lo de madurito... bueno, tendré más años, pero para bien y para mal, seguiré siendo igual de maduro.

12:27 p. m.  
La cosquilla de Anonymous lamirada dice...

Me ha encantado este post... la peli la vi y tambien me gusto...
Diez Mandamientos sobre la Amabilidad
Sonreír siempre, aun sin ganas y a solas para entrenarte.
No decir siempre NO, cuando nos piden ayuda.
Evitar a los q nos rodean, todos los disgustos posibles.
Mostrarme contenta y satisfecha aunque la procesión vaya por dentro.
Esforzarme por ser simpática(pero uff.. y si me caen antipaticos?)
Saber mandar bien para ser obedecido con gusto.
Si tengo que enfadame, dominare mi genio y después me enfadare.
Hacer agradable mi trato a las personas que conviven conmigo.
Usar formas amables con todo el mundo.
Si me equivoco, reconocerlo.
¿Quieres hacer feliz tu vida y la de los demás?
SI NO TE TOCA HACER LO QUE TE GUSTA, PROCURA APRENDER A QUE TE GUSTE LO QUE TE TOQUE.
ALGUNOS SON FACILES PERO OROS UFF.. CON PACIENCIA QUIZAS...
BESINES DULCES!!

1:36 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

eXTReMe Tracker