11 septiembre 2006

De fabula

Algunas personas viven sumidas en auténticas ciudades hormiguero. Por suerte, los dos hormigueros en los que yo habito, Valencia y Barcelona, no son ni muchísimo menos de lo peor que hay repartido por el mundo, !ni tan siquiera en hora punta!; pero, eso tampoco evita a nadie tener que ir igualmente a trabajar sin parar, día tras día, con la única finalidad de estar preparados para el duro invierno de nuestra vida. Muchas veces, adentrándome entre los muchos túneles del metro de mis dos ciudades, mi complejo de hormiguita se hace aún más evidente. Por lo visto, de nada sirve enclaustrar a mi imaginación bajo tierra, a su manera ella siempre acaba viendo la luz y haciendo de las suyas. Hace ya un par de días, una pregunta tonta se asomó por mis pensamientos: ¿desde cuando viajan también las cigarras por los túneles de nuestros hormigueros?. Últimamente son como una plaga, !están por todas partes!.

Al hablar de esta rara especie de cigarras del metro, no me estoy refiriendo a los típicos artistas que, guitarra en mano, se encargan de hacernos la vida más amena en ese ambiente tan inhóspito; me refiero, a todos esos otros "personajillos" que por lo visto piensan que las normas están hechas para que sean sólo los demás quienes las cumplamos, a todos aquellos que tienen como entretenimiento el dedicarse a torear cualquier tipo de pauta mínima de convivencia; y es que, a pesar de los ya cuatro años que llevo moviéndome por mi "segundo" hormiguero, lo de segundo siempre entre comillas, hay cosas a las que todavía no me acabo de acostumbrar: ¿La única tonta que paga el metro en Barcelona soy yo?.


Un día como tantos otros en una estación como tantas otras, justo delante de la máquina de validar los billetes y dispuesta a pasar mi abono T-10... Delante de mí, dos chicos morenos acaban de saltar con agilidad por encima de la canceladora. Otro más a mi derecha se agacha para pasar por debajo con toda la naturalidad del mundo, debe ser que su dieta es altamente incompatible con los saltos de obstáculos; a mi izquierda, una abuelita "calé" carrito en mano se cuela con todos sus bártulos sin ningún tipo de reparo... Pero, en la estación de destino, más de lo mismo, a veces incluso aprovechándose de los momentos de distracción de los guardas de seguridad. Me dan ganas de acercarme a esa graciosa pecera en la que venden los billetes para preguntar: ¿Se celebra algo y hoy viajamos todos de gratis?; aunque claro, que puede hacer un pobre taquillero si, por lo que vengo observando, hasta los guardas de seguridad viajan ya de cuatro en cuatro, eso sin contar con el perro que a veces les acompaña.


Lo que sí está bien claro es que: !así se vive de fabula!... Lástima que, aunque bastante remolona, una no sea lo suficientemente cigarra. Hoy día, por lo visto, son las cigarras voraces las que creen jugar siempre con pleno derecho a costa de las pequeñas hormigas asadas a impuestos. !Que le voy a hacer, debo ser así de tonta!.

11 Cosquillas:

La cosquilla de Anonymous Carquinyol dice...

Y un día la hormiga asada a impuestos se cansó, ese día fué, se compró un lanzallamas marca ACME y se dedicó a recorrer los tuneles preparando flambeado de cigarra, muy bien acogida por la fauna del lugar.

Desde ese día, las cigarras se hicieron animales exteriores y nunca más volvieron a pisar los tuneles.

Y colorín colorado... ¿me enseña su billete por favor?

2:03 a. m.  
La cosquilla de Blogger Alalluna dice...

El de 1o euros o el de 20?, hay que ver!, para una vez que me cuelo en el metro van y me pillan. Por cierto, deja de flambear cigarras que me recuerdas al programa ese de los supervivientes de la tele. :-P

2:06 a. m.  
La cosquilla de Anonymous midnightsong dice...

A mi me da no se que colarme ... prefiero pagar y tener la conciencia tranquila.

Un beso, Alallu.

7:52 a. m.  
La cosquilla de Blogger Sayury dice...

Yo tampoco soy cigarra. Y pago el metro (aunque no me extraña que no lo paguen con lo caro que está!!!!). Y no eres tonta, el "problema" es que no eres caradura... ¿No decían que iban a multar con 30 euros el hecho de ir sin billete???

Saludos dese Rod@ndo!!

1:53 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Brisa dice...

Pues yo no pago metro ni bus!

Cada vez que tengo que ir en metro o en bus, unos muy buenos amigos me lo pagan. Nunca me dejan pagar yo.

Algún día les envolveré en papel de regalo un bono de metro;)

Saludos Alalluna

4:06 p. m.  
La cosquilla de Anonymous ángel dice...

¿qué me vas a contar que ya no sepa?. Llevo 63 años y pico cumpliendo normas, mi educación, mi entorno familiar, esa cualidad innata de no molestar a los demás, a ser de la mayor utilidad posible, a que todo (o casi todo) a mi alrededor sea armonioso. La incansable búsqueda de la perfección, me lo han demandado siempre.
Soy de los "idiotas" que no se cuelan nunca, que ceden el paso, que sonríen a diestro y siniestro, que no adelantan en carabana por el arcén, que no aparcan en pasos de cebra y todo para qué (me pregunto a veces), pues para satisfacción personal, pero la lucha es estéril y el ejemplo no cunde.
No me extraña que carquinyol se plantée lo del lanzallamas, yo lo he fantaseado más de una vez.

8:12 p. m.  
La cosquilla de Blogger J.C. dice...

Va a resultar muy tonto de mi parte lo que les pienso comentar, pero la verdad es que me hicieron sentir muy bien con todo lo que pusieron (Alallu y compañía). ¿Por qué? Porque cuando comentan las porquerías que se hacen en su país, dejo de sentirme en el culo del tercer mundo en donde a todos -absolutamente todos- les importan poco y nada las reglas. Cada uno hace lo que quiere y así nuestras calles están llenas de papeles en el piso, nuestros subtes y trenes se caen a pedazos y a los pocos que hacemos las cosas bien, nos viven robando en el colectivo.
Mi país es un cigarrero!!! Somos dos o tres las hormigas que sobrevivimos!

8:37 p. m.  
La cosquilla de Blogger Alalluna dice...

Midnightsong: Psss pssssss soy la vocecita de tu conciencia jajaja... Sabes?, tienes suerte de tener de eso, hay por ahí determinada gente que siempre será "sorda" por no querer escuchar, ni aunque su conciencia les llamara a gritos sabrían que va por ellos la cosa... Lástima que la conciencia no se pueda implantar como si fuera un chip prodigioso.

Sayuri: Por lo visto las multas ya no intimidan a nadie, hay gente que hasta las colecciona. Aquí no pasa como en las buenas películas, al pillo nunca lo pillan. Gracias por la visita ;-)

Brisa: jajaja haz caso de tus dos amigos, jajaja parecen buena gente :-P. Por el comentario, te ha tocado un bono de cinco viajes más, estás de suerte!!!

Ángel: Bienvenido al club de Carquinyol, te contaré un secreto: él también es de los "idiotas" que no se cuelan nunca, que ceden el paso, que tratan de no poner malas caras a nadie, que ceden su sitio en el autobus, que ayudan en todo lo que pueden... jajaja... pero si se inventara una pistola desintegradora, puede que fuera el que más amortizara el gasto. Está bien eso de fantasear, después se queda uno un poco más tranquilo. Por cierto, espero que hayas pasado unas muy buenas vacaciones. Me alegra verte otra vez por aquí.

8:45 p. m.  
La cosquilla de Blogger DANI dice...

Lo importante es acordarse de como acaba el cuento.

Hormigas al poder!!!

un beso de pago.

7:54 a. m.  
La cosquilla de Anonymous ángel dice...

Alalluna, gracias por tus palabras.
Las vacaciones estupendas, paseos, playita, algún que otro buen arroz, baño corto y ocasional, sesteo al Sol y agradable compañía... ¿se puede pedir más?.

8:09 a. m.  
La cosquilla de Blogger Alalluna dice...

Dani, mientras no venga algún guionista gracioso a cambiarnos los finales para que suban los índices de audiencia, procuraré llevarlo lo mejor posible! jajaja.

Ángel: Tienes razón, no se puede pedir más. Bueno sí, una cosa, que no se nos hagan siempre tan cortitas. ;-)

10:40 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

eXTReMe Tracker