30 agosto 2006

!Esto es la pera!

¿Cuántas veces hemos escuchado decir que alguien era la pera limonera y nos hemos quedado más frescos que una lechuga?. ¿Cuántas veces hemos oído decir “esto es la repanocha” y lo hemos aceptado así, sin más, sin tener para nada en cuenta el posible origen de esta expresión?. Puestos a desvariar un poco, bueno reconozcamos que !un mucho!, este tema tiene mucho jugo que exprimir, !todo aquel que nuestra imaginación nos permita!... Por sus frutos los conoceréis, ¿acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos?... Salta a la vista que el carácter de cada persona se puede asociar con sus propios frutos; pero, por la misma regla de tres: ¿Los frutos en sí podrían llegar a asociarse con el carácter propio de cada persona?. Es lógico que sea así, aunque dependiendo que queramos, o no, que salte nuestro punto de vista más juguetón, el doble juego puede dar para muchas interpretaciones.

Hay personas que son como limones: ese ligero toque de acidez tan personal, llegado el caso, puede incluso llegar a neutralizar el amargor de una situación complicada; pero, excediéndose al administrar su dosis de sarcasmo, se arriesgan a resultar irritantes para todas aquellas personas que gusten más de otro tipo de cítricos menos peculiares. Por contra, las personas que son como los melocotones tienden a embelesar siempre con su dulzor, valiéndose de su aspecto aterciopelado; hasta que, tras varios mordiscos, queda al descubierto ese hueso tan duro de roer y que tanto les delata.

Lo del melón ya es más una cuestión de apariencias: no se sabe bien cuál es su punto de madurez hasta que no se abre ante nuestros ojos; y entonces, ya es demasiado tarde para arrepentimientos; una de dos, o te aguantas y te lo comes igualmente, o lo dejas de lado y buscas otro con la esperanza de que no te vuelva a desengañar una vez abierto. Las cerezas, sin embargo, tienen un estilo de vida mucho más sencillo, se conforman tan sólo con mantener su pareja al lado para sentirse realizadas. Luego están las cebollas, viviendo siempre a costa de hacer llorar sin compasión a todo aquel que se cruza en su camino... Las granadas y sus eternas complicaciones: nunca sabes bien por dónde empezar a comerlas; y cuando por fin lo haces, lo más probable es que sus molestos “huesecillos” no te dejen disfrutar de su sabor y acabes peleando por tener que quitarte de encima alguna que otra mancha.

Aunque podría ser peor, podrías parecer una alcachofa: ser el típico fantasmilla que vive de su apariencia; y que después de quitar todo lo que sobra, se queda en nada oscureciendo todo lo que tiene a su alrededor... Incluso, podrías ser un plátano: pensar más bien poco y nunca con la cabeza; viviéndo siempre sometido a una misma polémica: ¿en su punto, peca de verde, o se pasa de maduro?. !Eso sí las manchitas que no falten!... Por ir terminando, la uva, !el alma de todas las fiestas, siempre haciendo corrillo!; y el coco: personas de por sí impenetrables, a las que una vez consigues dejar indefensas, rompen en aguas su alto nivel de cabezoneria y te sorprenden con un interior lleno de un sabor repleto de personalidad. Aún se podría hablar de los frikis y de su semejanza con los pepinos: repitiéndose siempre más que los pimientos y dejando todo su entorno invadido por ese especial "regustillo" que tanto da que hablar, y... !de nada más, que ya parezco Paco Porras!.

Para simplificar, me quedo sólo con esta frase: !aunque la pera se vista de seda, pera se queda!. !Tan sencillo como eso!

10 Cosquillas:

La cosquilla de Anonymous Carquinyol dice...

Espero ansioso la segunda parte, ya que me he quedado con las ganas de saber quienes son naranjas, tomates, mandarinas,...

4:56 p. m.  
La cosquilla de Blogger Alalluna dice...

Psssssss no hables de tomates, que hoy ha sido la tomatina de Bunyol y... !menuda se puede organizar si se enteran que ha quedado algún tomate suelto!.

5:53 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Lalaith dice...

Qué post más original. Ya nadie habla de las frutas.

6:41 p. m.  
La cosquilla de Blogger Alalluna dice...

Lalaith: Es verdad, de las frutas parece que ya sólo hable el Arguiñano cada vez que nos recuerda que hay que comer cinco al día, pero... aunque no se hable de ellas, ahí están siempre que uno piense en verde!.

6:57 p. m.  
La cosquilla de Anonymous ángel dice...

geniales tus comentarios, no se cómo he podido existir sin ellos hasta ahora. Son droga dura.
Con respecto a mi personalidad, me quedo con el melocotón, aunque un poco pasadete.

7:50 p. m.  
La cosquilla de Blogger DANI dice...

A mi me gustaria ser un "multifrutas" de esos vitamínicos ja ja ja...

Pero me da a mi que en realidad soy más una mezcla de la cabezoneria del coco y la sosez de algunas manzanas de hinvernadero.

Un beso desde Benisanó (hoy estoy por tus tierras).

7:51 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Brisa dice...

Alalluna, muy original tu post relacionando la fruta con las personas.
Si yo fuera fruta sería...
Fresa?
Naranja?
Mandarina?
Cereza?
Vaya, me dejas con un gran dilema!

8:55 p. m.  
La cosquilla de Blogger J.C. dice...

BUENÍSIMO! Me apasiona tu lógica, tu modo llevadero de guiarnos por tus pensamientos... y este último fue muy ocurrente.
CLAP CLAP CLAP! Aplausos!

8:56 p. m.  
La cosquilla de Blogger Alalluna dice...

Hoy tengo poco tiempo para contestaros uno a uno: Esta mañana he deshecho una mochila y aún tengo por hacer una maleta, pero... !os mando muchos saludos supervitaminados y mineralizados!. Así, no tenéis excusa para no seguir escribiendo!. Mañana os leeré desde Barcelona!. Ya escribí aquí una vez sobre eso, me siento un poco caracol, siempre con la casa a cuestas, pero !vale la pena!.

Por cierto, para aquellos que estén de viaje o se vayan a ir estos días de escapadita por ahí, dos cosas: Tener cuidadinggg, y exprimirlas al máximo, que se acaban enseguida!.

9:25 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Istharb dice...

Gracias por tu comentario, no te quedó bien el enlace, y no te encontraba, menos mal que soy muy lista, jajajajajajaja

Un beso

10:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

eXTReMe Tracker