31 agosto 2006

Sueños incumplidos

!No sueñes con cosas imposibles!... Decirlo es bien fácil, cumplirlo, !prácticamente imposible!; más aún, teniendo en cuenta que los sueños nunca surgen de la nada; su raíz siempre tiende a hacerse hueco entre todas aquellas cosas que se nos escapan de repente volando de las manos, o entre todos aquellos pensamientos que vuelan demasiado altos como para permanecer a nuestro alcance.

Los sueños incumplidos dejan siempre una inevitable huella en nuestro pasado. Una huella que, a veces, puede doler como una herida abierta, siempre sangrante, recordándonos eternamente que existió un momento en el tiempo en el que no fuimos capaces de luchar con todas nuestras fuerzas por aquello que tanto deseábamos; y que otras veces, adquiere forma de cicatriz, siempre presente, recordándonos con orgullo que hubo un momento en el que si fuimos capaces de librar nuestra batalla particular, puede que sin salir aparentemente ganadores, pero habiendo ganado la partida a la debilidad y habiendo fortalecido más todavía el material del que estabamos hechos. Nunca hay ni ganadores absolutos, ni tampoco del todo vencidos.

Hay quien muere en el intento de seguir unas líneas paralelas tratando de perseguir de nuevo el punto de partida, hay quien pretende colocar su línea del horizonte en vertical, hay quien puede llegar a decir que tratar de hacer este tipo de cosas es tan sólo locura transitoria. Pero, es tan sólo una decisión personal; y en cualquier caso, por más que se tense una cuerda hasta la rotura, siempre hay solución si uno se empeña en querer volver a remontar el vuelo. !Nunca se nos desmonta del todo el tenderete!. Cada cual es muy libre para soñar con imposibles, espero que tu tozudez sea una constante para conseguir todo aquello que de verdad deseas.


Desconfía de aquellos que te enseñan
listas de nombres, fórmulas y fechas
y que siempre repiten modelos de cultura
que son la triste herencia que aborreces.

No aprendas sólo cosas, piensa en ellas
y construye a tu antojo situaciones e imágenes
que rompan la barrera que aseguran existe
entre la realidad y la utopía.

Vive en un mundo cóncavo y vacío
juzga cómo sería una selva quemada
detén el oleaje en las rompientes
tiñe de rojo el mar.

Sigue a unas paralelas hasta que te devuelvan al punto de partida
coloca al horizonte en vertical
haz aullar a un desierto
familiarízate con la locura.

Después sal a la calle y observa:
!es la mejor escuela de tu vida!


José Agustín Goytisolo.


Vive sin dejar que los demás pretendan vivir tu vida por ti, no seas tú mismo quién se corte las alas antes de haber intentado al menos levantar el vuelo. Al final, uno siempre acaba enseñando con orgullo sus propias cicatrices.

7 Cosquillas:

La cosquilla de Anonymous Carquinyol dice...

Los sueños incumplidos son el motor que nos hace avanzar e impide que nos estanquemos, pero los sueños cumplidos son el combustible que hace que este motor funcione.

Tan importante son los unos como los otros, pero.... ¿Por qué solemos dar más importancia a aquello que no tenemos que a lo que tenemos? Sin dura forma parte de nuestro espíritu humano, pero yo quiero decir alto y claro a estos pobres y generalmente olvidados sueños cumplidos que me acuerdo cada día que pasa de ellos, y les agradezco las fuerzas que me dan para llegar a sus hermanos escurridizos.

1:48 a. m.  
La cosquilla de Blogger Alalluna dice...

Gracias por la guinda, se me olvidó mencionar a los sueños cumplidos aunque los tenga bien presentes cada día. Con su ayuda, seguro que sus hermanos, los escurridizos, vienen a visitarnos de vez en cuando. Bonito comentario.

1:54 a. m.  
La cosquilla de Anonymous Istharb dice...

Ehhhh, pero que pasa contigo, que tu enlace me lo dejas mal y me pone que no vale, y por ahí lo vas dejando bien en otros blog, ya, ya, ya me estoy dando yo cuenta de por donde va esto,

jajajajajaja

se me fue la pinza

un beso

9:24 a. m.  
La cosquilla de Anonymous midnightsong dice...

Bufff ... si yo te contara la de sueños que he dejado a medias ...
Una vez hice un post con varios de ellos y me prometí a mi mismo que sería más constante ... pero sigo por el mismo camino.

Alguien me dijo que eso no tenía porque ser negativo, que aportaba riqueza a la persona, conocimiento ...

No se que pensar ... solo que a veces creo que pierdo el tiempo.

Un beso, Alalluna. Me gustan mucho tus post.

9:35 a. m.  
La cosquilla de Anonymous ángel dice...

Haz de tu vida un sueño y haz tu sueño realidad.

Pero no te pongas el listón muy alto, la gravedad de las caidas es proporcional a la altura desde la que te precipitas.

Alcanza las nubes, pero pon un colchón debajo.

11:21 a. m.  
La cosquilla de Anonymous SISOR dice...

Uno de los mayores errores del hombre creo que es el de no pensar lo suficiente en sí mismo. Pararse, detenerse, es cada vez más difícil en esta vida a velocidad rápida que llevamos todos. Pero es necesario.

A veces, cuando cerramos los ojos y soñamos, nos encontramos con cosas buenas y malas. O dicho de otra manera, vemos cosas que somos capaces de valorar en su justa medida y otras que no.

Un sueño bonito, con vistas a hacerse posible (aunque lejano) sin duda es beneficioso, porque presenta una meta y te hace esforzarte por llegar a ella. Pero en otras ocasiones, al cerrar los ojos vemos cosas imposibles. Cosas que de ninguna manera lograremos pero que por alguna extraña razón deseamos. Y en ocasiones son cosas banales.

Estos últimos sueños nos frustran. nos hacen sentir miserables por no poder obtener eso con lo que soñamos. Si fuesemos capaces de pensar en si realmente es necesario cumplir ese sueño...

A mi me pasaba muchas veces. Soy un soñador. Y en muchísimas ocasiones me hacía daño yo sólo.

Por la naturaleza de mi enfermedad (soy alcohólico) cuando bebía sufría muchos trastornos emocionales. Y en la mayoría de los casos era mi mente enferma pensando cosas que en la mayoría de casos eran dañinas para uno mismo.

Ahora, después de dos años sin beber, poco a poco voy controlando un poco mis sueños. Me paro y los analizo. Si me pueden hacer pasar un buen rato, hacer que la respiración se me acelere y puedo pensar en un futuro mejor sin duda son bien recibidos.

Pero si por el contrario me voy a exigir algo que no puedo ser o me voy a encaprichar con algo que jamás podré tener, entonces es mejor apagar la televisión de los sueños o cambiar de canal.

La mente propia suele ser el mayor enemigo de uno mismo. Los sueños se pueden convertir en torturas. O en auténticas delicias.

Otro buen post. Gracias.

11:27 a. m.  
La cosquilla de Blogger Alalluna dice...

Istharb: ¿Uhys dos veces ya dejando mal mi enlace?. Eso es que tu blog debe tener mucho duende y juegan con mi dirección sin que yo me de cuenta. Menos mal que ya sabes el camino para llegar aquí, porque si te tienes que fiar de mi plano...

Midnightsong: Tendré que rebuscar ese post en el que hablas de tus sueños incumplidos, me gustará leerlo.

Ángel: Es verdad, en la altura del listón está el truco. En Benidorm tendrás internet?, mira que me estoy acostumbrando a pasar lista y que nunca faltes!. Lo dicho, pásalo en grande, sueña despierto, y ya nos lo contarás todo en alguno de tus desayunos!.

Sisor: Me gusta que pongas siempre una pequeña nota discordante en mi blog. Tienes razón, es de personas inteligentes el racionalizar un poco los sueños, porque de lo contrario ellos terminan siempre aliándose con doña fustración y acaban por comernos vivos... Pero, esto es algo que se acaba aprendiendo con el tiempo; y para aprenderlo, es necesario antes haber tratado de vencer alguna que otra vez a nuestros pequeños "gigantes". De esa lucha vienen precisamente todas nuestras cicatrices, yo también tengo las mías como todo el mundo; pero ahora, desde la distancia, las miro con orgullo y pienso... Cuando sea una abuelita al menos sé que no perderé mi escaso tiempo preguntándome: "Qué hubiera pasado si en ese momento yo hubiera hecho lo que en verdad queria hacer?"... A veces, la mayor fustración es no poder encontrar la respuesta a esa simple pregunta. Hay que darse siempre una oportunidad, porque a veces los imposibles se magnifican en nuestra cabeza. Eso sí, como tu bien dices, sabiendo distinguir si el esfuerzo realmente nos puede merecer la pena.

1:18 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

eXTReMe Tracker