30 noviembre 2006

Hasta diez

Uno se suele agarrar siempre a las cosas más insignificantes cuando de repente se ve involucrado en una discusión inesperada… Dos son los rostros protagonistas: uno mostrando bruscamente su arranque de furia y el otro esperando impaciente su momento para el estallido… Tres últimas palabras largadas con total crueldad, ¿hace falta decir más?… Cuatro pasos acelerados y un portazo que no deja posibilidad abierta a la reconciliación… Cinco implacables horas que brindan oportunidad a la reflexión... Seis motivos evidentes tuvo al menos para justificar su comportamiento; y ahora, su enfado parecía guiñarle el ojo y jugar astutamente al escondite… Siete centelleos inquietos en su memoria forzándole al arrepentimiento… Ocho lágrimas de desesperanza empeñadas en reescribir cada cachito de ese cuento aparentemente roto entre los dos… Nueve y veinte de la noche, todo el día pensando en ello, ¿a qué vino tanta ira incontrolada?... Diez minutos le bastaron para regresar a casa, sólo abrir la puerta fue suficiente para que se diese cuenta de su grave error, esos inmensos ojos brillantes mirándole sin necesidad de tener que decir nada eran siempre su refugio, esa manera tan peculiar y graciosa de contar sus cosas más cotidianas eran la lumbre que más le reconfortaba; pero desgraciadamente, ya a raíz de una gran colección de malos momentos, su más preciado refugio, la intimidad de esa chimenea encendida en su alma, sencillamente, ¡ya no estaban!...

Fue entonces cuando se sentó en el suelo, respiró hondo, recapacitó… Dadas las circunstancias, tomó su decisión más difícil: siempre había tenido la mala costumbre de contar sólo hasta cuatro; pero, esos duros momentos, le sirvieron en su vida para aprender a obligarse a contar hasta diez… Entendió, con tan sólo un golpe de efecto, que lo más justo no es proyectar hacia nuestras personas más cercanas las razones de nuestras propias frustraciones, de bien poco sirven los golpes en la mesa; lo más justo, en ocasiones, es pagar la rabieta únicamente con el origen real de nuestro propio descontento: ¡nosotros mismos!.


En vuestro caso, podéis contar hasta cuatro o hasta diez, como prefiráis, pero… ¡no por eso dejéis de contarme lo que pensáis!... Como suele decirse, abrid bien los ojos, y... !ahorraréis en enojos!... La vida es demasiado corta para soportar tanto enfado improductivo.

49 Cosquillas:

La cosquilla de Blogger J.C. dice...

Epaaaaaaa!!!!!! Hubo pelea con la rana o es simple ficción????
No eh! Que son mi pareja favorita. La rana y la luna serán amantes eternos en mi cuento.
BEsi!

1:22 p. m.  
La cosquilla de Blogger Alalluna dice...

J.C: jajaja pelea con la rana???, niiiiiiiii loooooooooooca!!!... La "rana" y yo tenemos una misma costumbre: No nos gusta discutir, preferimos gastar el tiempo en otras cosas jajaja... Besos Jazmín!!!. Luego en cuanto tenga un rato me paso por tu blog.

1:26 p. m.  
La cosquilla de Blogger bruixot dice...

Has explicado los procesos por los que transitan una persona tras una riña de manera excelente! Me encantó toda esa enumeración.
Lo mejor de todo sería mantener el silencio y la calma, contar hasta diez o diez mil y hacer que todo sea más sencillo, hablando de tú a tú. Comunicándose pueden resolverse todas las cosas...pero claro cuando uno está encendido, por desgracia es difícil mantener el equilibrio.
Lo mejor de todo es no cabrearse, que así no salen arrugas :-)

Besitos

1:31 p. m.  
La cosquilla de Blogger Xiluso dice...

Y no solo contar hasta diez, si no hasta cien o más.

Cuando arruguemos un papel nunca más podremos volverlo a dejar totalmente liso, siempre quedarán las marcas.

No vale la pena perder a los que más quieres por momento imprudentes.

Yo he perdido ha demasiada gente así. Me identifico con tu historia, tal vez demasiado.

1:55 p. m.  
La cosquilla de Anonymous baby dice...

Gracias por la lección, la tendré muy en cuenta dada mi incapacidad para contar.
Un saludete!

1:59 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Jim dice...

Yo en casi todas las discusiones tengo control, pero a veces explotar ayuda tanto, dependiendo la discusión claro está

Besos

byebye

3:07 p. m.  
La cosquilla de Blogger Missing dice...

La lástima es que muchas veces se cumple eso de "no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes", y en ese momento rectificarías todo, pedirías perdón mil veces, cederías... pero muchas veces es tarde, haberlo pensado antes..
Para evitarlo, valora cada día lo que tienes, cuenta hasta un millón si hace falta. Yo trato de evitar las discusiones cuando los ánimos están muy calientes, en frío las discusiones son más serenas y se saca más en limpio de ellas.
Prometo intentar escribir respuestas más breves (siendo la palabra clave intentar).
Besos.

3:38 p. m.  
La cosquilla de Blogger Nerim dice...

Cuando se es joven uno no piensa, explota y chilla, da un portazo y cierra la puerta. Cuando te das cuenta de las consecuencias de tus actos, puede ser ya tarde, eso nos hace madurar, es duro aprender la lección pero hay que aprender continuamente hasta que un día te das cuenta que HAS MADURADO,ha dolido y el aprendizaje ha sido arduo, pero ha merecido la pena.
Un abrazo

4:10 p. m.  
La cosquilla de Blogger DANI dice...

Bueno me imagino que cada uno cuenta a su manera:

1-Bob Marley “One love”
2-George Benson “Two of us”
3-I am kloot “Three feet tall”
4-Neil Young “Four dead in Ohio”
5-David Bowie “Five years”
6-Cure “Six different ways”
7-White Stripes “Seven nation army”
8-Ben Lee “Eight years old”
9-Damien Rice “Nine crimes”
10-Nirvana “Smells like ten spirits

Cuando yo cuento hasta 10, tengo más tiempo que otros para recapacitar ja ja ja.

un beso numerado

4:22 p. m.  
La cosquilla de Blogger klimt dice...

Hola Alalluna:
uf, no me por donde empezar, supongo que debe de ser por el principio.
Gracias por tu visita, te espero por mi rincon siempre.
Segundo me ha gustado el nombre de tu blog "HAZTE COSQUILLAS", sobre todo si la vida no sonrie, jajaja.
Y ya por ultimo sobre tu post, pues es muy sabio, pero a la vez como humanos que somos dificil. Es algo que creo que solo con los años se logra hacer. Mi terapeute bien me decia una y otra vez, que es muy importante tener cuidado al hablar y dirigirnos a los demas. Podemos decir lo que en realidad queremos decir y sentimos, pero tan sabio es encontrar la formas, las palabras y sobre todo el tono para decirlas. Creo que por ahi viene eso de contar hasta diez. Pero ojala que mientras contemos pensemos en lo que en realidad queremos decir, sin tener que ofender o dañar a los demas.
En fin, tu post, da para mucho más...

saluditos guatemaltecos

4:56 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Carquinyol dice...

Yo debo de confesar que no puedo contar hasta diez, me es materialmente imposible, no se que me pasa.

Hasta 3 voy bien... 1, 2, 3...

y aquí empiezo a tener problemas...

4... . .. , 5.....,. .

y....

6.. z... ziezzzZZZzzzZZZzzzZZZzzzZZZ

5:29 p. m.  
La cosquilla de Blogger Abril dice...

Antes tenía reacciones diferentes... Parece que la edad va junto a la madurez definitivamente. Antes alguien se enfadaba y yo me brotaba de tal forma que terminaba igual que él sin comerla ni beberla... Ahora me sé retirar a tiempo...

Un beso grande.

7:30 p. m.  
La cosquilla de Blogger Bohemia dice...

Paso por paso todo lo que se siente...muy descriptivo tu post.
Un saludos

8:05 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Mandril dice...

Me ha gustado sobre todo el mensaje final, Con la cantidad de cosas buenas que hay para hacer ¿para qué perder el tiempo enfadándose por tonterías?


Un besazo!

10:50 p. m.  
La cosquilla de Anonymous ÁNGEL dice...

uno, dos, tres, cuatro, cinco, séis, siete, ocho, nueve y diez...

¡¡EXCELENTE!!

8:44 a. m.  
La cosquilla de Blogger Lara dice...

Dicen que si uno no quiere, dos no se pelean. La vida es demasiado bonita para perderla así.
Besos.

12:08 p. m.  
La cosquilla de Blogger Namasté dice...

Tardo en enfadarme, sobre todo porque quizás relativizo todo y hay cosas que no merecen la pena estos desgarros chirriantes. Grito por dentro mucho, eso también es verdad...
Aunque a veces entiendo que es bueno "despotricar" contra lo que nos pasa...jeje.

Gracias por tu paso por mi blog...
Volveré.

12:12 p. m.  
La cosquilla de Anonymous naranjacool dice...

Yo no suelo enfadarme porque lo paso fatal, siempre procuro contar hasta 6...sí , así: 1, 2,3,4,cinco ,seis, yo me calmaré, todos lo veréis!!

1:09 p. m.  
La cosquilla de Anonymous poty dice...

a veces tengo la sensacion de que hay gente que no sabe contar......

besos

2:21 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Nanny Ogg dice...

A veces nos dejamos llevar por un arranque de furia que nos vuelve ciegos sin remedio.

A veces no tienes ni tiempo a darte cuenta de que tienes que contar hasta diez y hasta veinte y hasta treinta si es necesario.

4:14 p. m.  
La cosquilla de Blogger Missing dice...

Dani genial tu forma de cantar, digooo de contar, me ha encantado, lo pondré en práctica!

4:14 p. m.  
La cosquilla de Blogger fgiucich dice...

Un bello relato de las luces y sombras en la vida de una pareja. Abrazos.

6:56 p. m.  
La cosquilla de Blogger Freyja dice...

es buenisimo contar hasta 10, ya que a veces las palabras hieren
soy de calma, y es mejor
gracias por tus saludos en Sucesos, a veces es bueno declararse ignorante
te dejo besitos y muchos cariños
un lindo fin de semana
besitos y mi abrazo



beos y sueños

2:58 a. m.  
La cosquilla de Blogger willy dice...

Buenas compañera...lo primero es agradecerte que te hayas pasado por mi blog y felicitarte, pq da gusto leer estos post, almenos lo q he leído me ha gustado...

Ya en referencia al post en concreto, decir que a veces decimos lo que pensamos sin acordarnos de pensar el qué decir...pq? Pues por simple egoísmo...necesitamos, por antonomasia, soltar la primera burrada que se nos antoje...lo cual es tan injusto...sobre todo si dañamos con ello a los demás...

Un saludito compañera, seguiré visitando este bello rincón!

9:26 a. m.  
La cosquilla de Blogger Wendeling dice...

Lo malo de contar hasta diez es que la otra parte siempre espere que tú lo hagas... pero no por eso hay que dejar de hacerlo.

Besos de una maia.

7:19 p. m.  
La cosquilla de Blogger El detective amaestrado dice...

Mejor contar hasta diex que contar mentiras, o contar con alguien que no lo merece, o contar poco para alguien...

2:49 p. m.  
La cosquilla de Blogger Sayury dice...

Mejor contar hasta cien que perder los nervios y sacar de quicio a el/la otro/otra...

Saludos desde Rod@ndo!

8:56 p. m.  
La cosquilla de Blogger Tere dice...

A mi me pasa a veces que soy de las que se caya ,aguanta y cuenta 10......mejor mil jaja
Pero un dia llego y estallo.....normal tanto aguantar pues por alguna lado tiene que salir.

Yo gracias a dios,no tengo pareja para pelear o discutir, y dar le portazo.Y con las amistades aguanto,pero en casa..........ya se sabe la confianza da asco jaja es donde mas se saca el genio.

Antes estallaba con nada,pero despues me di cuenta que si con la demas gente aguanto¿por que en casa seria diferente? asique ahora cuento hasta diez jaja

Me encata lo que escribes,es muy interesante.

Besos!!

10:17 p. m.  
La cosquilla de Blogger bebita dice...

Después de pensar mucho sobre ello, yo ya tampoco me enfado por tonterías. Porque por ellas puedes perder algo importantísimo, algo que, desde luego, no es tontería. Y así, no me hace falta ni contar hasta diez. Besitos!!

11:21 p. m.  
La cosquilla de Blogger JeJo dice...

- Hola ... mi opinión es esta :

. 0 : No enojarse
.-1 : Respetar
.-2 : entender
.-3 : dialogar
.-4 : sonreir
.-5 : amar

Si se cumplen se evita cualquier discusión .

(utópico lo mio , no ?)

Saludos ...

1:46 a. m.  
La cosquilla de Anonymous WiiMad dice...

Enfadarse suele ser la reacción más común cuando te hieren.
Hay muchas razones para enfadarse, como para que la persona que nos ha herido se de cuenta de lo que ha hecho. A veces somos incapaces porque nos duele más estar mal con esa persona que nos ha herido que lo que nos ha hecho.
En mi opinión no está mal enfadarse, porque lo que está mal es que otra persona nos haya herido.
Aunque yo rara vez me enfado, pues intento mirar todo con perspectiva, para después evaluar la situación y decidir.
Si después de un periodo de tiempo, una persona ha suspendido esa evaluación, directamente la entierro.
Para esa cuenta, recuerdo una canción de Miguel Bosé(no comment):
Morena mía

A Dani:
10-Nirvana "Smells like TEEN spirits"
Es teen de adolescente, no de 10. Te corrijo porque es una extraordinaria canción.

11:47 a. m.  
La cosquilla de Blogger Alnitak dice...

Yo la verdad es que por ahora no necesito contar hasta diez, los enfados aparecen despacio con el tiempo, a fuego lento, no soy capaz de enfadarme de golpe... Es lo único bueno que tiene no ser impulsiva, y además cuando llegan los enfados ya ha pasado tanto tiempo que más que hasta diez se podía haber contado hasta cien.
Reflexiva que es una... ;-)

Me ha gustado mucho tu texto

12:17 p. m.  
La cosquilla de Blogger ALOMA69 dice...

Soy de las que peto a la mínima, es horripilante ser así, no puedes imaginar cuánto se sufre con este mal carácter!

Por una vez que consigo reprimirme, dos que no lo consigo...

Has puesto el dedo en la llaga, ya está bien que alguien me recuerde de vez en cuando que tengo que dominarme más.

Un abrazo!

7:04 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Finn dice...

Poco más se puede decir. Justo en el clavo. Me ha pinchado mucho más hondo que cualquier otra cosa que haya leído en los últimos meses. Lo he visto demasiado cercano y eso siempre da vértigo. Felicidades. A mí me has llegado.

10:43 p. m.  
La cosquilla de Blogger Cal y Arena dice...

Alalluna...me encantó tu blog.

No me enojo mucho...(por no decir casi nunca)...pero cuando lo hago, no alcanzo a contar ni hasta 3...y exploto de rabia!!

Vendré a mas seguido por acá...gracias por visitarme :)

...Cariños...

1:29 a. m.  
La cosquilla de Anonymous Brisa dice...

Creo que siempre es mejor contar más de 10, más vale contar lo máximo que uno pueda para evitar los posibles chaparrones que se avecinan.
Pero claro...el aguante tiene un límite, y un día despiertas pensando que lo mejor es no contar, llegó la hora de revelarse.
Que sea la otra persona que empiece a contar, no? Bueno tú ya sabes a quéme refiero ;)
Besos Alalluna.

1:59 a. m.  
La cosquilla de Blogger Zebedeo dice...

Los golpes en la mesa sólo sirven para decir ¡arrastro! y canto cuarenta :)

Yo a veces también debería contar pero hasta 20

2:18 p. m.  
La cosquilla de Blogger Morena dice...

Cuantas veces deberiamos pensar las cosas antes de decirlas? ayss si es que a veces somos demasiado impulsivos , besitos :)!!!

5:18 p. m.  
La cosquilla de Blogger Blanchet dice...

Suelo ser muy tranquila y no tener problemas con nadie, pero cuando me hacen enojar, ahí si que me olvido de contar, no llego ni al número 1 cuando ya estoy enfadada jajajaja!

11:01 p. m.  
La cosquilla de Blogger Lluna de foc dice...

Las peleas empiezan y nosabes bien porque ha saltado un chispa de enfado, duda, rencor ... cuando estas en el proceso de reflexión es cuando te das cuenta qeu has discutido por nada, has herido por menos y has dicho cosas que no eres capaz de decir...enfin el ser humano es así de irracional a veces, suerte que sabemos contar hasta 4, 10 100,...enfi lo que sea para no enfadornos y no empezar un proceso irracional e irreversible.

9:46 a. m.  
La cosquilla de Blogger J.C. dice...

Alalluuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Estamos a miércoles y no escribiste nada!!!!!!!
BBBBBBBBBUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU

1:29 p. m.  
La cosquilla de Anonymous bita dice...

hasta diez y hasta veinte si hace falta... mejor seguir contando a que nos arrepintamos de los numeros que dejamos en el tintero... me ha encantado el post!
gracias por tu visita seguire por aqui curioseando!
besitos!

9:13 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Carquinyol dice...

j.c., no hay texto por problemas de cefáleas, pero esta a punto de acabarlo !!

Se ruega al sr. del bombo que está dentro de la cabecita de Alalluna se abstenga de seguir ensayando, muchas gracias.

croac croac

11:47 p. m.  
La cosquilla de Blogger zooey dice...

Lo cuentas muy bien, como todo lo que cuentas siempre, Alalluna. La ira de las pequeñas cosas... ¿se le podría llamar así?, la ira de la ceguera, la ira del aburrimiento, la ira de la estupidez?

Es bueno contar hasta diez antes de responder o decir, es bueno no dejar pasar diez horas para resolver. Muchas veces se baja un pequeño escalón pero, mientras sea sólo de vez en cuando, hasta puede ser bueno para tener despiertos los auténticos sentidos.

Sin embargo si es frecuente, es mejor sentarse en el suelo como dices, pensar y decidir.

Brillante reflexión.

Un abrazo grande

1:27 p. m.  
La cosquilla de Blogger Lauri dice...

Hola... no sé cómo he llegado a parar aquí. Simplemente me han encantado tus relatos. ¡Seguiré leyéndote!
Un saludo... o diez.
Lauri

5:49 p. m.  
La cosquilla de Blogger J.C. dice...

Asumo que "problemas de cefáleas" son, en mi idioma, dolores de cabeza muy fuertes, o sea, migrañas.

Esperaré con ansias la vuelta.

BEsi

11:30 p. m.  
La cosquilla de Blogger principito dice...

No se si el post ocurrio de verdad o es fruto de tu imaginacion. Fuera lo q fuese me encanto. Tienes mucha razon. A veces no nos damos cuenta q por algo con aparentemente tan poca imporrtancia podemos perderlo todo sniff sniff.

Hoy estoy blandito.

Besos!!!

6:40 p. m.  
La cosquilla de Blogger Nocheoscura dice...

Un amigo me enseño a contar hasta diez, estoy intentando aprender tras muchos años. Parece ser que el botoncito no me funciona del todo bien.

7:10 p. m.  
La cosquilla de Blogger Toy folloso dice...

Típico ataque de ira varonil descargado sobre la compañera ( primorosamente relatado).
Si te sobran dos minutos para perder en nimiedades, en mi blog puse un post llamado "cerrar la puerta" con una historia muy parecida a la tuya.
Pienso disfrutar de tu espacio regularmente...

4:57 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

eXTReMe Tracker