11 agosto 2006

¿Où est-ce que vous allez avec ce casco?

Mi dominio con el francés ya me viene de lejos. Un día, como cualquier otro, me llegó la confirmación. Recuerdo que era verano y tenía poco más o menos diez años; por esa época, en las sobremesas, siempre se acababa viendo en casa el Tour de France. Mis pensamientos a esa edad ya se puede imaginar que destacaban por su inocencia: ¿por qué la camiseta tiene que ser amarilla y no verde?, !que agobio no poder pararse a comer como todo el mundo!; posiblemente, aquella época me pasaría ahora desapercibida del todo de no ser porque uno de esos pensamientos se me escapó en voz alta por toda la habitación. Sólo me acuerdo que dije muy seriamente: !Este Tete de la Course hay que ver que bueno es que siempre va el primero!; lo demás, ya os lo podéis imaginar, solo fueron risas. Por fin, mi hermano me sacó de dudas, me explicó que Tete no era el nombre de un ciclista y que de la Course no era su apellido, tan sólo eran unas palabras en francés que significaban: !Cabeza de carrera!. Al menos, ahora yo también me rió imaginándome la cara que se me quedó; pero por aquel entonces: !Trágame tierra!. Es curioso como cambian los tiempos, hoy día los niños de diez años parece que ya han perdido su inocencia, pero ese: !es otro tema!.

Desde entonces hasta ahora, la cosa no es que haya progresado mucho. Hasta el año pasado, para mí un “gató” era tan sólo un animal que maulla; pero después de mi primera toma de contacto por suelo francés, me dí cuenta de que algo no encajaba. El “gató” no tiene pelo sino nata; y por si eso no fuera suficiente, se vende en las pastelerías. No quiero ni pararme a pensar el significado que puede tener un “perró”, ¿igual es un bocata de jamón y queso?; aunque, por si las moscas, mejor no dejar volar tanto a mis pensamientos que después pasa lo que pasa. En cualquier caso, yo ya me he metido en el papel, y para no desentonar mucho estos días por tierras galas, procuraré canturrear de vez en cuando alguna de sus canciones más tradicionales a ver si así consigo pasar más desapercibida... Donde vous allez con este camión, donde vous allez grandisim cochon, vous no passarez le pont d´Avignon, el calabazín va a Berlín,el melocotón va a London, la escarola va a Liverpool, y la berengena a Estambul, y luego tenemos el plan de llegarnos hasta Amsterdam que el pepino iberico allí tiene más salida que aquí, “Arrêtez" "C'est fini! Stop!. Y menos mal que llegó el Stop porque ya había que echar el freno... !Madre mía, que no me pase nada!... Yo por si acaso, !me pondré el casco!.

!Eso sí!, seguramente volveré con algo nuevo que valga la pena contar, y espero no tener que avergonzarme de mi misma al hacerlo; de todos modos, yo seguiré siendo fiel a los sabios consejos que me daba mi abuela: “La vergüenza era verde y se la comió un burro”, eso decía ella, y: !razón no le faltaba!. Por lo demás, el francés siempre ha sido algo que ha formado parte de mi lista de “cosas pendientes”, espero quitarme algún día esa espinita. A fín de cuentas, las asignaturas pendientes, antes o después, están para superarlas. !Nos vemos en cuatro días!


4 Cosquillas:

La cosquilla de Anonymous Carquinyol dice...

Puede que el francés sea un tema pendiente, pero lo que no puedes negar es que el avituallamiento no lo es !!

Ya veo que desde pequeña te preocupaba ("!que agobio no poder pararse a comer como todo el mundo!") y ahora, doy fe, tienes el asunto bastante controlado.

¡¡Qué gran oficial de logística ha perdido el mundo!! Tu podrías hacer llegar avituallamiento a cualquiera que le hiciera falta, en la cantidad que fuera y hablaran o no francés !!

3:24 a. m.  
La cosquilla de Blogger Alalluna dice...

!Vaya!, ¿me acabas de poner fama de glotona?, ¿y ahora qué hago yo?, pues darte la razón supongo. Eso sí, cuando se me empiecen a disparar los kilitos más de la cuenta, !avisa!.

3:27 a. m.  
La cosquilla de Anonymous Brisa dice...

Alalluna, me gusta mucho la foto que te has puesto y la frase que define tu perfil.

Espero que lo pases muy bien en tu viaje a Francia, seguro que vuelves con ganas de aprenderlo a hablar.

Pero mejor que no te agobies cuando estés allí por no saber hablarlo. Tú solo contempla el paisaje y quedate con la belleza que ofrece este país. Seguro que haciendo esto no necesitas decir ni una palabra en francés.

Je te desiré que tu aies un bon voyage!!!

;)

11:10 a. m.  
La cosquilla de Anonymous Elvira dice...

Bon voyage!

baiser

5:34 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

eXTReMe Tracker