06 junio 2007

Desmemoria de elefante


Rebuscando en nuestra memoria siempre podemos encontrarnos con pequeñas historias sobreviviendo al paso del tiempo, ¿quién no tiene alguna que otra anécdota imborrable grabada entre sus muchos recuerdos, alguna vivencia dispuesta a reaparecer de repente ante nuestros ojos como si se tratara de una película antigua que hace tiempo que no vemos?… Me acuerdo de la primera y única vez que me llevaron al circo; a ciertas edades, hay cosas que, a pesar de su aparente sencillez, cuesta mucho trabajo poder explicar…

"Papa, papa, éstos no son los payasos de la tele... ¿Cómo que no?, fíjate bien, verás como si son los mismos... No, éstos son otros, ¿no ves que van vestidos de rojo?, !no son los de verdad!... !Si que lo son!, eso es sólo porque en la televisión salen en blanco y negro... No puede ser, no se puede estar en dos sitios al mismo tiempo, ¿cómo es que están aquí si a esta hora también están saliendo por la tele?... Tu míralos bien, ¿no ves que si son ellos?... Me estás engañando, !no lo son!... Al cabo de un buen rato, de camino a casa: tic, tac, tic, tac... !Calla ya!, ¿no ves que estás haciendo llorar a tu hermana?.., Es que eran los de mentira, no eran los payasos... !Esta es la última vez que os traigo al circo!, !en vez de pasarlo bien os ponéis a reñir!... !Se ha terminado el circo para siempre!".

Esto, ejemm, ejemm… ¿qué estaba yo diciendo?... ¡Ah, sí!, supongo que por aquella época tendría que haberme fijado más en los elefantes; después de todo, ¿a qué niño no le impresiona el enorme tamaño de un elefante?... Recuerdo que hace poco leí un curioso relato sobre ellos; en él se contaba como, tras cada actuación, era suficiente con una simple cadena unida a una estaca, clavada en el suelo apenas unos centímetros, para dejar anclado al animal por una de sus patas... Si son animales capaces de poder arrancar un árbol de cuajo con su propia fuerza, ¿qué les impide arrancar la estaca y salir huyendo?, ¿qué extraño misterio les hace detenerse?... Probablemente, la respuesta lógica de un adulto sería la siguiente: ¡no escapan porque están amaestrados!... Posiblemente, la inquietud de un niño le llevaría a articular inocentemente la siguiente pregunta: y, si es verdad que están amaestrados, entonces ¿para qué los encadenan?... Ante la lógica aplastante de un niño, puede que no exista una respuesta lo suficientemente coherente, puede que sea sólo la costumbre la que les hace comportarse de ese modo tan dócil, tan manso... Los elefantes del circo no escapan porque han estado atados a una estaca desde que eran muy pequeños; tan sencillo como eso, no escapan porque en el fondo creen que no pueden hacerlo, su memoria les traiciona, aún tienen el recuerdo imborrable de la impotencia que les supuso el haberlo intentado una y otra vez sin éxito, la resignación de aquel día que aceptaron finalmente su destino.

En algún momento, seguro que el pequeño elefante empujó con todas sus fuerzas tratando de soltarse; a pesar de su esfuerzo, de todo su esfuerzo, no le sirvió para nada, no pudo conseguirlo, ni en ese momento, ni en los días posteriores... Lo peor de todo, es que jamás volvió a cuestionarse sus posibilidades, jamás volvió a poner a prueba toda su fuerza, se olvidó de que era sólo cuestión de tiempo el poder llegar a conseguirlo... ¿Quién no ha sufrido alguna que otra vez de esa malsana desmemoria de elefante?, vamos por el mundo atados a decenas de estacas que nos quitan libertad, nos hemos acostumbrado a grabar a diario en nuestro recuerdo un no puedo, no puedo, no puedo, y… ¡ya nunca podré!; simplemente, porque alguna vez probamos y no pudimos, ¡que difícil se nos hace ya volverlo a intentar!.


Suele decirse que recordar es fácil para quien tiene buena memoria y que olvidar es difícil para quien tiene buen corazón. Suele decirse que recordar es vivir, pero que nunca debemos vivir de los recuerdos. Suelen decirse tantas cosas… Pero, antes de que se me olvide, no está de más recordar que existe un cajón del olvido, un compartimiento donde poder dejar guardado para siempre todo lo que queremos hacer desaparecer de nuestra memoria; y, como la cosa hoy va de elefantes, aquí os dejo una canción suya que os hará recordar que la desmemoria, hoy día, también es necesaria...






33 Cosquillas:

La cosquilla de Anonymous Carquinyol dice...

"para hacer una cosa, debes creer que puedes hacerla". Como bien dices, muchas veces las barreras nos las ponemos nosotros mismos. En "El Imperio Contraataca" Yoda le dice a Luke "hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes". Hacer algo sin convicción, sólo por decir "lo he intentado" no sirve, se debe de hacer con la firme convicción de que lo conseguirás y poniendo todo el empeño en ello, y si luego se consigue o no ya es otro cantar.

Muchas veces nos quejamos de que olvidamos cosas, pero no poder olvidar nada sería una auténtica maldición.

8:50 a. m.  
La cosquilla de Anonymous chiru dice...

Soy un fiel seguidor de la máxima "querer es poder" y solo basta con q creas q puedes hacer algo para conseguirlo.
Me alegro de no haber desistido en los intentos de cambiar mi vida porque al final mis resultados no han sido como los del elefante.
Creo q la cuestión es esa, no desistir ante la adversidad!!

Yo tb fui una vez al circo y he de decir q me decepciono bastante porque espinete era falso y estaba tela de sucio, buah q forma de cargarse un mito infantil :p

P.D: la canción me encanta :D

9:06 a. m.  
La cosquilla de Anonymous aiyana dice...

Es verdad a veces no he intentado cosas, porque en alguna ocasión fallé... y he pensado que siempre sería así... pedazo de elefanta que soy.

11:29 a. m.  
La cosquilla de Anonymous Mescalino dice...

Aquí Mescalino Elefante al habla, yo creo que a pesar de que dicen que la memoria es selectiva, debería ser muchísimo más selectiva aún. Como bien dices, hay cosas que es mejor olvidar porque el recuerdo nos coarta demasiado. Todos tenemos algo de elefante, es verdad.

Un besazo!!

12:12 p. m.  
La cosquilla de Blogger bebita dice...

Me ha encantado! Mientras hablabas de elefantes pensaba en esas personas que reprochan a las mujeres maltratadas por qué no escaparon antes. Quizá si leyesen este post, lo entenderían. Un besazo!

1:31 p. m.  
La cosquilla de Anonymous midnightsong dice...

Emmm ... ¿de qué estabas hablando? es que se me ha olvidado!! jajajaja

Jo ... hay recuerdos que por mucho que quieras olvidar no consigues deshacerte de ellos. ¿Me prestas tu cajón del olvido? Es que creo que el mío no funciona muy bien ... jejejeje.

Un besitooooooo!!!

2:40 p. m.  
La cosquilla de Blogger Nerim dice...

Excelente post Alalluna, me ha gustado mucho.
Recordar a veces no es fácil ni siquiera para los que tienen buena memoria, pues para recordar ciertas cosas hay que atravesar un proceso bastante doloroso.Mi último post Más que miedo, pánico, me costó mucho escribirlo pues al hacerlo, línea tras línea, iba sintiendo de nuevo todo ese miedo, todo ese horror que viví a los 10 años.
Un fuerte abrazo
Nerim

4:30 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Elena dice...

Hay que recordar los errores para no volverlos a cometer...

y también creo que olvidar es morir un poco...

7:39 p. m.  
La cosquilla de Blogger ahhh dice...

Suelen decirse muchas cosas, lo mismo que suelen darse por sentado otras muchas, como los "no puedo".
Genial esa comparación con el elefante atado a un estaca, cuánta verdad hay en esas palabras, cuántas cosas damos por sentado que nos son imposibles y dejamos de intentar.

Deberíamos seguir tirando cada día de esa cadena, probando su fuerza y la nuestra, con el convencimiento de que algún día conseguiremos librarnos de ella; ésto es lo que no deberíamos olvidar.


Me encantó, de verdad, gran reflexión de un elefanta desmemoriada, je,je.

8:56 p. m.  
La cosquilla de Blogger DANI dice...

Conozco ese baul,, conozco ese baul ja ja ja. Creo que tu ya me entiendes je je.

Besos olvidados

10:30 p. m.  
La cosquilla de Blogger LE MOSQUITO dice...

Y qué bueno encontrar a alguien que valore las cosquillas como terapia cercana, gratuita y, sobre todo, humana.
No he leído esta entrada sobre la que comento, Allaluna, pues tengo que terminar de hacer la comida para "mi" Mosquita y luego salir de fin de semana, para hacernos cosquillas, y dormir con una sonrisa de ojera a ojera (muchas noches sin dormir, y por motivos que no vienen al caso).
Y qué bueno que alguien pase por mi blog y escriba que lo siente fresco, y de impronta amable. Muchas gracias.
Volveré por aquí para leer con más detenimiento lo que mis prisas, personales e intransferibles, no me han dejado leer hoy.
Un beso.
;)

1:34 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Nanny-Ogg dice...

Tienes razón: somos como esos elefantes atados a estacas. Una vez probamos algo y decidimos que no podíamos y luego lo seguimos creyendo para siempre.... claro que siempre existe la posibilidad de que, un día, de pronto, nos demos cuenta de que esa estaca es muy pequeñita y que un pequeño tironcito nos puede librar.

Sí, podemos. Sí.

Besos

1:55 p. m.  
La cosquilla de Blogger MentesSueltas dice...

Hola, sin mucho tiempo, pasaba a saludar y dejar mi cariño.
MentesSueltas

11:49 a. m.  
La cosquilla de Blogger Fiesta de Colores dice...

Bonita cancion q has elegido de Elefantes, pero las tiene mas wapas eh? no se si sabras q ese grupo ya esta separado, y ahora Shuarma (el cantante) ha sacado cd nuevo, seguro q te gusta alguna, xq al fin y al cabo, elefantes la voz era el, esq es mi grupo favorito x eso se tanto ^^

me he reido un monton por lo del cierco xDDD te confesare q yo nunca he ido a uno, xq no se que movida paso un dia q fui con la Teresa Rabal, q no iba o no se que, y mi padre dijo, pues no volvemos! y jamas he ido :S q trauma! jajja

besotes!

12:59 p. m.  
La cosquilla de Blogger Abril dice...

A veces quisiera olvidar algunas cosas pero después me digo: "Qué tonta! si lo hice fue porque lo sentía entonces y es bueno recordarlo así"...

Un beso, y buen finde, amiga...

10:34 p. m.  
La cosquilla de Blogger Fiesta de Colores dice...

sii todo lo hago yo :D

Gracias por pasarte, cuando quieras vuelve q siempre pongo cositas nuevas a precios guays ;)

besazos!

1:11 p. m.  
La cosquilla de Blogger Vuelo rasante dice...

También es bueno tener un cajón de desmemoria.
No siempre se debe utilizar, pero ....

8:51 p. m.  
La cosquilla de Blogger Lara dice...

Pues a mí no me gusta guardar nada en ese cajón. Me gusta recordar, sea bueno o malo ;)
Besos.

11:20 a. m.  
La cosquilla de Blogger La interrogación dice...

Cuanta razón. Cuantas veces he dicho y digo no puedo, no puedo, no podré y ni lo intento... puta estaca.

12:50 p. m.  
La cosquilla de Blogger MentesSueltas dice...

Ahora si, pude lograr un momento y leerte con mas tiempo. Me gustó la historia, pues resalta lo importante de ciertas anecdoctas historias, que no squedan grabadas. A mi me pasa, tengo varias de ellas...
Nuestra mente debe tener algo así como unfiltro para determinadas cosas. Como se dijo aquí, serpia una maldición recordar todo.
Te abrazo.
MentesSueltas

1:31 p. m.  
La cosquilla de Blogger Bim dice...

Hola,Un elefante es capaz de balancearse sobre la tela de una araña y al ver que no se caia fue a llamar a unos 20 elefantes más y seguía sin caerse.
Todos es cuestión de creer que se puede hacer,aunque temo que el elefante del circo rompa su estaca y salga pitando llevandose a payasos y malabaristas por delante jeje..desde luego es una buena reflexión la que haces,,,,"no lo hace porque no sabe que puede hacerlo,,no lo recuerda"Los humanos, con se supone que más cabeza y capacidad tropezamos igualmente y lo peor de todo esque sabemos que todo esta en nuestra mano.
besos sureños

7:23 p. m.  
La cosquilla de Blogger fgiucich dice...

La desmemoria del elefante me trajo la imàgen del circo entrando a la calle principal anunciando su debut. Y cuando conseguìa que me llevaran, era una fiesta sin fìn. Aquellos circos imponentes de tres pistas y muhos animales, los tengo guardado en el baùl de los disfraces, como para que no se escapen, atados, como la pata del elefante. Abrazos.

9:33 p. m.  
La cosquilla de Blogger El detective amaestrado dice...

Unos payasos piratas, vaya palo debió ser...

8:52 p. m.  
La cosquilla de Blogger Xiluso dice...

Hay que vivir con los momentos, nunca vivir de los momentos, estos nos pueden esclavizar e impedir que lleguen momentos nuevos.

11:57 p. m.  
La cosquilla de Anonymous Itoitz dice...

Abstenerse de recuerdos, a veces es una cuestión de supervivencia.

Si busco en mis recuerdos los que me han dejado un sabor duradero, si hago balance de las horas que han valido la pena, siempre me encuentro con aquellas que no me procuraron ninguna fortuna....

Mi abuela decia que a los elefantes les cuesta mucho adaptarse, pero las cucarachas sobreviven a todo...

Me han encantado tus lineas.
Un abrazo.

9:35 a. m.  
La cosquilla de Blogger istharb dice...

Por fin he vuelto!!!

bueno yo prefiero recordar todo, hasta lo malo

Un beso

12:14 p. m.  
La cosquilla de Blogger Luis dice...

la memoria para estas cosas suele ser fiel, y lo q has traido con el post del circo a la mia merece la pena q te informe de la sonrisa q se me ha dibujado...
un saludo enorme!! ;-D

1:03 a. m.  
La cosquilla de Anonymous ángel dice...

los recuerdos, esos entrañables amigos que vienen a visitarme y a hacer gratos mis momentos de buscada y reconfortante soledad.
unos son amenos, otros desagradables, divertidos los más, como si fueran humanos y todos bien recibidos.
que no me falten, sería una mala experiencia.
besitos x 1000

10:55 a. m.  
La cosquilla de Blogger klimt dice...

Alalluna
tu me vas a disculpar, pero este post tan bueno, ya lo habias publicado? hace algun tiempo?

lo recuerdo por la impresion tan positiva que me dejo

un abrazo

Alvaro

6:35 a. m.  
La cosquilla de Anonymous pandora dice...

yo tengo una mala memoria increíble, nombres, personas lugares, carreteras, incluso cosas que me han ocurrido.

En cambio, hay algunas, no todas buenas, de las que recuerdo hasta el mínimo detalle, un gesto sutil, una mirada robada, un instante que es recordado por los tiempos, será que son esas las cosas importantes¿?¿? o se me olvidó lo que realmente importa¿?¿? no sé, a ver si intento acordame!!!!!!!!jajajaja.

6:27 p. m.  
La cosquilla de Blogger Alberto dice...

Te he dejado "deberes" en mi blog, al final esto de los juegos no es tan pesado como parece a primera vista...
Un abrazo.

1:52 p. m.  
La cosquilla de Anonymous illyakin dice...

Aún hay un atisbo de esperanza. A veces, el elefantito, al intentar arrancar la estaca se clava una espinita, una astillita. Y le va a seguir doliendo durante mucho, mucho tiempo... el mismo dolor que, cuando crezca, le hará intentar sacársela tirando más fuerte de la estaca. A veces ocurre. Y a veces ocurre que, por fin, escapan a su destino. Doy fe.
Besos.

9:42 a. m.  
La cosquilla de Blogger davprog dice...

Hola,

no acostumbro a opinar en blogs, pero quise hacer una excepcion, pues lo que escribiste (aunque lei poco) me parecio una escapatoria, muy entretenido, seguire pasandome por aqui.

Saludos!

10:46 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

eXTReMe Tracker